Por Hugo Moreno
15 mayo, 2018

Pensó que era un síntoma del estrés, pero se trata de una rara condición. Él ha salido adelante y ganó un Emmy, con maquillaje seguro lo reconoces.

Aunque nos cueste admitirlo, nuestra apariencia física significa mucho para todos nosotros y constituye un gran rol frente a la sociedad a la cual nos enfrentamos a diario. Si bien podríamos pensar que celebridades como Angelina Jolie son “perfectas”, incluso ella tiene complejos con su “cara extraña” como ha dicho en entrevistas. ¿Qué nos queda a nosotros?.

Pero las personas “normales” también somos conscientes de nuestra apariencia física y quien tiene especial cuidado es Lee Thomas, un periodista de televisión que ganó un premio Emmy.

Lee Thomas

El reportero de entretenimiento de 50 años del canal FOX ha tenido una dura batalla con su piel luego que en una visita al doctor le diagnosticaran “vitiligo“, una enfermedad que causa que su piel pierda pigmentación, provocando la aparición de grandes “manchas” blancas en su cuerpo.

Lee Thomas

Thomas descubrió su enfermedad a los 25 años luego de que visitara a un barbero. El hombre contó su descubrimiento para el sitio británico Daily Mail.

“El barbero terminó y me dijo: ‘Eche un vistazo’. Me pareció que me había cortado el pelo, como cortarlo demasiado en el cuero cabelludo. Le dije que me había cortado demasiado y me dijo: ‘No, no’. Fue de un lado a otro antes de agarrar el espejo y él me muestra que tenía una mancha de piel en la parte posterior de mi cabeza“.

-Lee Thomas

Debido al pánico que Thomas sintió, consultó a su madre quien le aseguró que la mancha se debía al estrés, por lo que le recomendó que intentara tranquilizarse. Pero esta tarea le fue imposible cuando más manchas blancas comenzaron a aparecer por su cuerpo.

“Apareció otra mancha en el otro lado de mi cuerpo cabelludo, otra al lado de ella, del tamaño de dos monedas de diez centavos y luego otra vino a mis manos, la comisuras de mi boca y el puente de mi nariz. Yo sabía que algo andaba mal“.

-Lee Thomas

Lee Thomas

“Yo sabía que algo andaba mal”.

Debió pasar 1 año para que Thomas por fin se decidiera por buscar ayuda profesional para el problema que lo aquejaba. Fue cuando trabajaba en la ciudad de New York en donde solicitó una hora al médico y le diagnosticaron vitiligo.

“El doctor me dijo que tenía vitiligo y que mi piel iba a cambiar de color. Dijo que había tratamiento pero no una cura. 

Siguió hablando, pero realmente no oí mucho más porque estaba en mi cabeza pensando que mi carrera había terminado. Ya estaba pensando en qué más podría hacer con mi grado de comunicación “.

-Lee Thomas

Afortunadamente Lee Thomas no se rindió ante el padecimiento de esta enfermedad y no renunció su carrera de periodista que había imaginado derrumbada. “Demasiadas personas me ayudaron para que no me diera por vencido. Sabía que tenía que resolverlo“.

En un comienzo Thomas intentó ocultar su estado, pero el avance de la enfermedad hizo de esta tarea algo imposible. “Preferiría que la gente piense que tengo una enfermedad a que estoy sucio. Fue entonces cuando dejé de cubrir mis manos“, cuenta.

“He estado en entrevistas donde la persona con la que estoy hablando se da cuenta de mis manos o mi maquillaje y se toman algo de mi tiempo para hablar sobre mí. En las entrevistas a celebridades, de todos modos solo tienes de 5 a 10 minutos y no quiero pasar tres de esos minutos hablando de mí “.

-Lee Thomas

Lee Thomas

A día de hoy Thomas tiene su enfermedad más que asumida y podríamos decir que incluso se encuentra orgulloso de aquello. Frecuentemente realizar conferencias sobre el vitiligo y cada año en el “Día mundial del Vitiligo” va ante la cámara sin su maquillaje.

Además, el año 2007 escribió un libro titulado “Turning White: A Memoir of Change” (Volviéndose Blanco: La memoria del cambio) con el fin de documentar su proceso.

Lee Thomas

Hoy siento que esta enfermedad me ha convertido en el hombre que siempre quise ser. Soy honorable, respetuoso, un buen ciudadano, un buen padre, un buen hermano y soy más compasivo y tengo más empatía de lo que jamás hubiera pensado“, finalizó el hombre.

Puede interesarte