Por Javiera Mc Niven
6 diciembre, 2016

¿Lo habrías imaginado?

Sin dudas el resultado de un estudio realizado en Estados Unidos está prendiendo las alarmas. Los resultados de una encuesta realizada a cerca de 7.500 personas entre 18 y 65 años arrojaron que quienes se depilaban la zona genital tenían una incidencia más alta de contraer una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) como herpes, sífilis o clamidia, según publicó un portal de noticias.

El artículo publicado en la revista especializada Sexually Transmitted Infections, se explica que los resultados de la investigación fueron ajustados para contar con las variables con respecto a edad y cantidad de parejas sexuales de los encuestados.

De los participantes, el 74% declaró depilarse la zona púbica. De ellos el 84% mujeres y 66% hombres.

lala

Luego se establecieron sub categorías de acuerdo a la frecuencia de la depilación: Más de 11 veces en un año, a diario, semanal u ocasional.

Los resultados arrojaron que la prevalencia de ETS es de 13% entre los participantes del estudio, pero la incidencia era de 8% entre quienes nunca se habían depilado esta zona. Mientras que quienes lo hacen constantemente o al menos una vez, tenían una tasa de infección de 14%.  

A pesar de la investigación basada en una encuesta realizada por la consultora GfK en enero de 2014, los autores del artículo reconocieron que no se puede establecer una correlación causa-efecto entre ambos fenómenos. 

Sin embargo, una hipótesis que podría explicar la relación serían los micro cortes en la piel, producto de la depilación, que favorecen la entrada de virus y bacterias.

Además agregaron que otra posibilidad es que quienes acostumbran a depilar su zona púbica, tendrían una tendencia a tener comportamientos sexuales de riesgo. 

Los autores indicaron que de ser correcto su planteamiento, se podrían efectuar campañas de prevención que alerten a las personas a esperar que la piel cicatrice de la depilación antes de tener relaciones sexuales.

Tiene sentido, ¿no crees?

Puede interesarte