Por Teresa Donoso
30 octubre, 2015

Este es el circuito de 20 minutos que puedes hacer donde sea

Creo que de todos los músculos que tomamos en consideración, los menos populares son las piernas. Siempre queremos tener abdominales más marcados o glúteos más firmes o simplemente brazos más tonificados. Al final de la lista vienen las piernas, aunque creo que no debería serlo, después de todo, son ellas las que nos llevan a todos lados. Desde las caderas hasta los tobillos, esta sencilla rutina trabaja cada centímetro de tus piernas. Fíjate en los movimientos de la entrenadora Jamie McFaden (del canal de YouTube Grokker), que se encuentra en el centro, para una rutina normal. Si quieres hacerla más fácil, fíjate en la chica a su derecha y si quieres algo más difícil, mira al chico a su izquierda.

¡Comencemos!

0. Calentamiento

Comienza marchando en el lugar.

Siguiente: esta mini sentadilla par aumentar tu ritmo cardíaco.

Termina el calentamiento procurando que tus brazos también estén activos.

Y ahora, al entrenamiento de hoy: piernas más tonificadas. Realiza cada uno de estos movimientos entre 8 a 10 veces y luego repite para completar 3 series.

1. Sentadilla profunda

Abre las piernas a un ángulo mayor del que lo harías normalmente. Cuando bajes, trata de que tus piernas queden paralelas al suelo. Mantén la posición por unos cuantos segundos y vuelve a hacerlo.


2. Sentadilla mono

Baja doblando las rodillas y toma la punta de tus pies con tus manos. Luego inclínate, eso corresponde a una repetición.


3. Bicicleta de pie

Tal como las bicicletas que realizamos de abdominal, pero en esta caso de pie. Aquí también se trabaja un poco de abdominales. Ten cuidado de llevar el brazo a la pierna contraria y no al revés.


4. Estocada lateral

Realiza la estocada tal como se ve en las imágenes, luego vuelve al centro y hazlo hacia el otro lado.


5. Sentadilla 180

Una sentadilla normal con un salto divertido: salta para quedar mirando hacia el lado opuesto y vuelve a hacer una sentadilla.


6. Elevación de piernas

Para trabajar la parte posterior de tus piernas y glúteos no hay mejor movimiento que este. Cuida de no encorvar la espalda y mantener tus manos a la altura de los hombros.

¿Te animas? Esta es una rutina muy completa, bastante sencilla y que no requiere ningún tipo de implemento extra. Claramente es una buena forma de dedicar uno o dos días de tu semana a trabajar este grupo muscular tan importante de forma divertida. ¡Cuéntanos cómo te va!

Puede interesarte