Por Constanza Suárez
30 octubre, 2018

Ahora Fran lucha por aprender a hablar, caminar, conocer a su familia y a ella misma.

Fran Geall solía sufrir de migrañas severas, que muchas veces la obligaron a quedarse en cama. A pesar del sufrimiento, la joven pensaba que solo se trataban de fuertes dolores de cabeza inofensivos, hasta que en marzo del 2018 un ataque le confirmó lo contrario.

Ese día su prometido Stacey Tonkins la llevó al hospital en Falmouth, Inglaterra y la situación se volvió más complicada de lo que esperaban: Fran terminó en un coma inducido.

PA Real life

Es que la mujer de 25 años desarrolló encefalitis, una condición autoinmune en la que los glóbulos blancos de nuestro cuerpo atacan a las células del cerebro, dañándolas y comprometiendo los centros de memoria del cerebro.

Tras una semana, Fran se despertó. A pesar de la buena noticia, no todo saldría tan bien. Al despertarse, la joven no recordaba nada, ni a nadie. No pudo reconocer a los miembros de su familia, amigos, sobrina, ni a su prometido Stacy.

La situación era peor de lo que imaginaban, ya que Fran no podía caminar, leer o hablar. Un intercambio de plasma le devolvió algo de control. Desde entonces ha podido desarrollar un poco de habla y escribir, pero su memoria no ha mejorado en absoluto. Los cinco años que pasó en la universidad fueron totalmente en vano, no podía acordarse ni siquiera de un solo conocimiento adquirido.

PA Real life

Según consignó el portal Daily Mail, Fran Geall se despertó de su estado de coma como “una persona completamente diferente” y ha tenido que reconstruir todas sus relaciones.

“Con la gente que me han dicho que conozco desde hace años, puede ser como conocerlos por primera vez, lo que es realmente triste”, contó. Y no solo con los demás, sino que con ella misma: “También siento que me encuentro de nuevo conmigo, porque no tengo ni idea de quién era antes de que todo esto ocurriera”, agregó.

PA Real life

Además tuvo que renunciar a su trabajo soñado, porque resultó ser demasiado para ella en esas condiciones.

Ahora vive con la familia de su prometido y está comenzando a sanar a poco. Fran admitió: “La gente dice que solía hacer muchos chistes y ahora estoy empezando a hacer eso otra vez. Pero supongo que cuando estás en una situación como la mía, ¿qué más puedes hacer?”.

PA Real life

Puede interesarte