Nadie podía entender cómo llegó eso ahí.

El nacimiento de un hijo puede llegar a ser el mejor momento en la vida de mucha padres. Las primeras horas con un nuevo bebé están llenas de nuevos descubrimientos, y sobre todo, de alegrías. Por eso, el mayor temor que se puede tener es que algo ande mal… y eso es justamente lo que tuvieron que atravesar Casey y su esposo cuando nació el pequeño Hunter.

Su hijo no comía normalmente. Si tenía que tomar 60 mililitros de fórmula, él sólo consumía 15. El resto lo escupía. Y si alguien tocaba su estómago con un poco más de fuerza que la normal, también vomitaba.

Eso ya era extraño… pero luego, cuando lograron sentir una protuberancia extraña en su panza, se aterrorizaron.

CBN

Corrieron de vuelta a donde sus médicos y los”rayos X” la mostraron enseguida. Una masa bloqueaba casi todo su estómago y aunque no había explicación para ella, sí se sabía las consecuencias que traía: amenazaba su vida, pues simplemente no lo dejaba comer.

El pronóstico llegó cuando Hunter tenía solamente dos días de vida.

CBN

Advirtieron a la familia que debían prepararse para una cirugía que harían al día siguiente. Si salía todo bien, su hijo tendría que pasar entre dos a seis meses en el hospital.

Tras todas estas malas noticias, pasó una cosa que, aunque inexplicable, cambió la historia de esta familia… y lo agradecen más que nada.

CBN

En la noche previa a la operación, volvieron a intentar alimentarlo… y Hunter tomó todo lo que debía sin problema alguno.

No quisieron hacerse esperanzas falsas, pero obviamente volvieron al hospital. Los médicos tampoco podían creerlo y lo analizaron inmediatamente. Los resultados fueron realmente difíciles de creer.

La cara de los doctores era extraña… cómo si algo hubiese pasado, y los padres temían que fuera algo peor. Pero fue todo lo contrario: la masa había desaparecido de un día a otro.

CBN

Ellos mismo lo dijeron: se curó solo… era un milagro.

Los dos rompieron en llanto… de felicidad. Y por ese sentimiento, su historia se ha vuelto conocida en todo el mundo, impresionando a quienes la leen. ¿No sentiste lo mismo tú?

Te puede interesar