Por Diego Cid
6 enero, 2017

Estos médicos sólo empeoraron las cosas.

Es usual que los padres no alimenten con maní a sus pequeños hijos antes de los 3 años, pues es recomendado con el fin de evitar cualquier tipo de reacción alérgica que pueda resultar fatal. Bueno, todo este tiempo estuvieron equivocados, pues un nuevo estudio ha demostrado que esto es MUCHO peor.

La Asociación Americana de Pediatras estableció en el año 2000 que no se les diera maní a los menores.

Esto tenía la finalidad de evitar que, a causa de una reacción alérgica, el niño pudiese morir o acabar con secuelas.

Sin embargo, el tiro les salió por la culata.

Un nuevo estudio  revela que en los últimos 20 años se ha cuadruplicado en los Estados Unidos la cantidad de niños con alergia al maní, pasando de un 0,4% en 1997 a un  1,4% en 2008 y, hoy, supera el 2%, volviéndose la mayor causa de shock anafiláctico y muerte por alergias en dicho país.

Aquellos que consumen maní a temprana edad, tienen un 81% menos posibilidades de tener alergia al alimento.

Un estudio en 600 niños llevado a cabo por el Instituto Nacional de la Salud del país norteamericano y publicado por el Diario de Medicina de Nueva Inglaterra, estableció la drástica reducción de las posibilidades de tener alergias si los infantes son expuestos dentro de sus primeros años.

La nueva meta es que consuman maní a partir de los 4 o 6 meses

Esto para el caso de los niños que tienen un alto riesgo de desarrollar esta alergia. Para los demás niños, el maní debiese ser incluido sin problemas antes de ese tiempo. Considerando, obviamente, que ya sean capaces de consumir alimentos sólidos.

Es importante desarrollar un sistema inmune sano y funcional, por eso la exposición a los potenciales alérgenos es esencial durante nuestro crecimiento para así poder entrenarlo de manera correcta.

Puede interesarte