Por Gillian Armstrong
5 Junio, 2017

Son más placenteras de lo que piensas.

Por los motivos que sean, para muchas de nosotras no siempre es tan fácil entrar en esa “sintonía” con nuestra media naranja. Simplemente no es el momento, o tenemos sueño o nos duele la cabeza. O simplemente no tenemos ganas; todas estas explicaciones son válidas. A veces no entendemos qué es lo que está sucediendo para que esa llama interior no se prenda lo suficiente como para pasar un buen rato disfrutando del gran placer que es el sexo.

Enfermedades, cambios hormonales, medicamentos y hasta el mismo entorno pueden ser determinantes en el ánimo erótico de las mujeres. El estrés, el cansancio, la rutina y las preocupaciones también pueden influir en gran medida en el deseo sexual de las chicas, más aún si sumamos el factor sedentarismo.

Pueden haber muchos factores que empeoren nuestro apetito sexual, pero también hay otros que potencian esa sensualidad que llevamos dentro y hacen que las hormonas se revuelvan para estar con todas las ganas de pasarlo bien con besos caricias (entre otros).

Relájate y aprende a disfrutar de tu intimidad con tu pareja sólo siguiendo estos simples tips que pueden hacer un cambio de 180 grados en tu vida sexual, y por supuesto, un cambio positivo.

1.- Haz ejercicio

iStock

Una investigación de las universidades de Indiana y Texas en Estados Unidos, determinaron que hacer ejercicio antes detener sexo aumenta notablemente el deseo sexual. Si bien este estudio fue aplicado a mujeres que tomaban antidepresivos, los investigadores dijeron que este resultado puede aplicarse en cualquier mujer.


2.- Come chocolate

iStock

El chocolate ya en sí nos produce placer, pero apuesto a que jamás pensaste que con esto te darían más ganas de tener sexo. Y es que un estudio publicado por la revista The Journal of Sexual Medicine demostró que las mujeres que consumían chocolate negro (o amargo), tenían un deseo sexual mucho más elevado que quienes no lo comían.

Así que ya lo sabes, placer uno, te lleva a un placer dos. ¿Qué mejor?


3.- Practica yoga

iStock

Un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard (EE UU) señaló que hacer yoga por al menos 12 semanas te hará una chica mucho más fogosa. ¿Y por qué? Pues el hecho de aumentar tu resistencia y flexibilidad aumentará la confianza en ti misma y elevará sensibilidad corporal, lo que provocará un mayor deseo erótico.

Los niveles de excitación, lubricación y orgasmos serán cada vez más intensos. ¿qué esperas para inscribirte en estas clases?


4.- Controla el colesterol

iStock

Al parecer si queremos disfrutar en la cama debemos llevar una alimentación sana, puesto que un estudio liderado por Katherine Esposito, investigadora de la Seconda Universitá degli Studi de Nápoles (Italia), señaló que los altos niveles de colesterol serían la razón de bajas de exitación y deseo.

De hecho, estas disfunciones pueden relacionarse con la diabetes, la obesidad, y problemas en la glándula tiroides.


5.- Entrena tu inteligencia

iStock

La inteligencia emocional -que se define como la habilidad para manejar de manera saludable sus sentimientos y los de los demás-, es muy importante a la hora de disfrutar de las relaciones sexuales. Sin duda que estas mujeres saben controlar muy bien su cabeza, y por ende, su cuerpo. Así lo señaló una investigación realizada por científicos de Kings College de Londres, quienes afirmaron que estas féminas son más propensas a alcanzar el orgasmo.

Así que si sabes usar tu cabeza, sabrás disfrutar de estos placeres que te da la vida.


6.- Toma vino

iStock

Una o dos copas de vino diariamente podrían llevar la fogosidad a tu cuerpo. Los antioxidantes de este brebaje impulsan el flujo sanguíneo en zonas específicas del cuerpo, y por supuesto, en aquellos que te entregan las mejores sensaciones. ¡A beber se ha dicho!

Y tú, ¿cuál de estas medidas adoptarás para tu vida?

Te puede interesar