Por Teresa Donoso
6 abril, 2016

¿Vas a seguir diciendo que empezarás mañana? ¡Creo que no!

Ejercitar, especialmente ir al gimnasio o a una clase específica, siempre nos hace sentir poderosos, sobretodo cuando logramos hacer una clase entera. Sin embargo, muchas veces también sentimos dudas ya que nadie parece estar de acuerdo con respecto al tiempo que se supone que deberíamos pasar sobre la trotadora. La verdad es que más que pasar horas ejercitando, la clave está en ejercitar casi todos los días de la semana y cumplir con un mínimo de minutos semanales recomendados.

Así lo determinó un estudio que se dedicó a investigar los hábitos de ejercicio de más de 661.000 adultos, quienes tenían entre 40 y 60 años. Utilizando la información recopilada, los investigadores pudieron determinar la calidad de vida y el estado de salud que puedes llegar a tener si no ejercitas, si ejercitas un poco o si ejercitas demasiado.

Lo primero que confirmaron (y no es para nada sorprendente) es que quienes no ejercitaban tenían mayores probabilidades de morir jóvenes. Sin embargo, quienes ejercitaban sólo un poco (menos de 150 minutos por semana, o menos de  30 minutos 5 días a la semana) podían minimizar este riesgo en un 20%. Sin embargo, quienes lograron obtener los mayores beneficios fueron quienes ejercitaron un poco más de lo recomendado. A este número los científicos lo llamaron el ‘punto exacto’ ya que estas personas podían reducir hasta en un 39% el riesgo de morir de forma prematura.

¿Te animas a adivinar el número?

Ok, te daremos algunos minutos…

¿Listo?

¡Aquí vamos!

Los investigadores descubrieron que quienes ejercitaban de forma moderada (es decir, caminaban mucho, nada de correr o ejercicios muy cansadores) por 450 minutos cada semana, o el equivalente a 1 hora cada día de la semana, obtenían los mayores beneficios.

Si una hora te parece demasiado, recuerda que se trata de una hora de ejercicio moderado, donde no perderás el aliento. Es decir, caminar en tu break del almuerzo podría hacer toda la diferencia del mundo.

Al final, todo depende de la forma en la que lo mires. Puedes comenzar caminando 30 minutos cada vez que puedas o prefiriendo caminar a casa en vez de llevar el auto (siempre y cuando la distancia lo permita). Otra buena idea es descargar audiobooks para tomarlo como un momento de descanso en vez de verlo como otra obligación más que debes realizar durante el día.

¿Qué te parece?

Puede interesarte