Por Teresa Donoso
6 agosto, 2015

Quizás sólo necesitabas alterar una pequeña cosa.

Comenzar a correr, una vez que tomas la decisión, siempre es difícil. En el comienzo es como si tuvieses que parar cada un minuto (o 30 segundos) pero poco a poco notas como tu cuerpo es capaz de correr durante 2 minutos o incluso 4 sin parar. Todo es un lento progreso hacia la cima, sin embargo, a todas nos gustaría una pequeña ayuda cuando se trata de los deportes y las metas que tenemos con ellos. Recuerdo hace 4 años, cuando recién comenzaba a correr que usualmente sentía dolores o puntadas o que realmente no sabía cómo lograr respirar todo el aire necesario para seguir dando más pasos.

Estos sencillos trucos te ayudarán a respirar de mejor manera, tal como me ayudaron a mí. Realmente la forma en la que respiras es una de las claves para hacer de tus trotes algo más placentero y que logres disfrutar.

1. Practica respirar sólo por la nariz

2990

@nikewomen

Puedes comenzar haciéndolo en los momentos en los que no realizas ejercicio, para acostumbrarte si es que aún no has comenzado a hacerlo. Intenta sentarte, trabajar o caminar respirando sólo por la nariz, si lo deseas puedes exhalar por la boca, para hacer de este movimiento un ciclo más natural. Esto te ayudará a respirar de forma más eficiente, ya que a través de este órgano el oxígeno llega de mejor manera a nuestros músculos.


2. Aprende a respirar más profundamente

2989

@nikewomen

Muchos de nosotros utilizamos sólo parte de nuestra capacidad para respirar y en general nunca respiramos profundamente. Cuando lo haces no sólo logras sentirte más calmado y relajado, sino que también logras expandir tus pulmones y respirar una mayor cantidad de oxígeno, algo que siempre es bienvenido.


3. Siempre toma en cuenta la temperatura

2988

@_ellethesweetone_

Respirar en un clima helado siempre requiere mayores precauciones, ya que nuestra nariz calienta el aire y normaliza su temperatura antes de dejarlo entrar a nuestro sistema, mientras que al respirar por la boca no logras el mismo efecto. Es por eso que aunque parezca difícil al comienzo, aprender a respirar por la nariz siempre es lo mejor, ya que de una u otra forma, siempre será la opción más económica en términos de aire, esfuerzo y rendimiento.

¿Has probado este método? ¿Te funciona? ¡Cuéntanos!

Puede interesarte