Por Lolita Cuevas-Avendaño
22 diciembre, 2017

Él le advertía que si terminaba con él, nadie se fijaría en ella. Ahora no dejan de mirarla.

Una de las peores sensaciones que se pueden tener son las que llegan cuando un ser querido hace evidente lo obvio sólo con el afán de lastimar. Es peor cuando lo dice una madre, un amigo o la pareja. El caso de Alvina Rayne, de 32 años, se corresponde en las ofensas que recibía de su pareja cuando le decía que estaba gorda.

Se burlaba, la intimidaba y la exhibía debido a su sobrepeso.

captura-de-pantalla-2016-11-23-a-las-9-06-36-a-m
Fuente
captura-de-pantalla-2016-11-23-a-las-9-06-57-a-m
Fuente

Era común escuchar que pareja la llamara «pedazo de basura gorda», lo que acarreó a Alvina a una severa depresión, a causa de esto, consumía 5 mil caloría diarias para calmar su ansiedad.

pay-obese-mum-last-laugh-on-bully-ex-2
Facebook
3aa636b600000578-3960252-image-m-61_1479813448213-2
Fuente

Se cansó de los maltratos y de la vida dañina que llevaba, y un buen día decidió cambiar radical y positivamente. Comenzó por separarse del hombre que se burlaba por cómo se veía y continuó modificando sus hábitos alimenticios.

captura-de-pantalla-2016-11-23-a-las-9-06-00-a-m
Fuente
captura-de-pantalla-2016-11-23-a-las-9-06-07-a-m
Facebook

Cuando su autoestima mejoró, conoció a Sasha, con quien comenzó un romance y más tarde se casaron. Se sentía bien con ella y lo proyectaba.

No tenía que usar más ropa de hombre y camisas gigantes para ocultar su abdomen, porque ahora se sentía plena y segura de sí misma, y todos notaron y celebraron su feroz cambio.

184298_5_58344474362f3-2
Facebook
captura-de-pantalla-2016-11-23-a-las-9-06-17-a-m
Facebook
184298_6_58344474753e5-2
Fuente

Alvina recuerda que su ex pareja le advertía que si terminaba con él, nadie se fijaría en ella por estar gorda. Hoy el amor le sonríe y se siente más segura que nunca.

boyfriend-729119-2
Fuente

¿Qué te parece su radical transformación? 

Puede interesarte