Anneyy ha quedado con unas horribles cicatrices.

Cada día es más común el uso de anticonceptivos. Por eso, el mercado ofrece distintos tipos y distintos formatos según el gusto y necesidad de cada mujer. Uno de los más comunes, es el implante anticonceptivo, un sencillo dispositivo que se introduce bajo la piel del brazo y brinda una alta protección por 3 a 5 años.

Visto de esa forma, suena bastante cómodo y fácil. No hay que tomar píldoras todos los días, respetar un horario, ni nada de eso. Se implanta, y listo… Te olvidas del tema.

Sin embargo, no siempre es así de sencillo e incluso puede traer muchos problemas. Al menos así le sucedió a Anneyy Madden, una mujer de 22 años que vive en el Reino Unido.

Media Wales

Resulta que en 2013, después de querer comenzar a cuidarse con anticonceptivos, decidió ponerse el implante, que es bastante eficaz y que debía ser reemplazado en el 2016, es decir 3 años sin preocupaciones por algún embarazo no deseado. 

Todo salió perfecto durante ese tiempo, pero al momento de querer cambiarlo, comenzó la pesadilla: su implante anticonceptivo se había quedado atascado en su brazo y los médicos no podían encontrarlo.

Media Wales

Pasó 4 veces por pabellón para removerlo, pero las búsquedas fueron fallidas. Tiempo después, según Anney, visitó a un médico general y a un especialista, pero nadie pudo encontrarlo, relata Media Wales.

“Lo detectaron en una radiografía para saber que todavía está allí, pero no pueden decirme dónde está. Tengo que someterme a otra cirugía”, contó la mujer, que ha quedado con unas horribles cicatrices tras los intentos de los médicos por encontrarlo.

Mientras, los expertos le advirtieron que no usara ningún otro tipo de método anticonceptivo, pues podría afectar el correcto funcionamiento del implante.

Media Wales

Anney está totalmente arrepentida de haber usado este método, y aunque su experiencia por lo general no sucede, no recomienda en absoluto protegerse de esta forma.

Así que antes de elegir qué método usar, mejor averiguar sus ventajas y desventajas para evitar malos ratos.

Puede interesarte