Por Andrés Cortés
28 mayo, 2018

“Tenía un pequeño monstruo en mi ovario”, dijo la joven luego de que le extirparon este horrible ser.

Sólo una mujer sabe lo terrible que pueden ser los dolores menstruales, pero estamos seguros que nadie ha sufrido más que Calle Hack, una mujer oriunda de Chicago, Estados Unidos, que desde los 15 años comenzó a sufrir dolores insoportables cada vez que tenía su periodo. Si bien pensó que era algo “común”, hace pocas semanas descubrió el verdadero motivo de su padecimiento.

Calle Hack hoy tiene 32 años, pero cuando pasaba por sus 20, los dolores eran tan fuertes que en múltiples oportunidades sufrió desmayos y vómitos, todo debido a la menstruación.

Instagram @CalleHack

Pero hoy finalmente descubrió qué padecía. De acuerdo a la revista especializada Woman’s Health, los médicos al fin hallaron el motivo de sus insoportables dolores: un gran quiste dermoide en el ovario derecho.

De acuerdo al sitio, esta malformación contenía restos de dientes y pelos alojados en su organismo. La misma joven describió este quiste como “un pequeño monstruo“.

Instagram @CalleHack

La mujer había asistido a varios médicos con anterioridad, pero nunca se relacionó los dolores con su diagnóstico final. El descubrimiento de este se debió gracias a una ginecóloga que, con herramientas de ultrasonido, detectó el quiste en cuestión:

Calle tenía un cuerpo extraño en su vientre y le había provocado los fuertes dolores desde los 15 años.

Calle Hack

La doctora Megan Sheldon explicó que este si bien este quiste es benigno (sin células cancerígenas), debido a sus dimensiones, podía llegar a ser peligroso.

La especialista recomendó extirparlo lo antes posible, ya que podría continuar provocando problemas en sus ovarios e incluso desarrollar un cáncer.

“Todavía no entiendo cómo un quiste de este tamaño podría crecer dentro de mí sin que yo lo sepa. Pero mirando hacia atrás, siempre tuve dolor en la parte baja de la espalda y nunca pude dormir de lado.

-Calle Hack

Instagram @CalleHack

Tras la operación los dolores de Calle Hack desaparecieron inmediatamente y sus periodos menstruales volvieron a la normalidad. Es increíble que son este procedimiento, luego de 17 años, pudo finalmente dormir tranquila.

“A las mujeres se les dice a menudo de forma directa o indirecta que el dolor que experimentan es probablemente más mental que físicamente válido. Necesitamos ser claras, consistentes y fuertes cuando hacemos campaña por nosotras mismas.”

-Calle Hack

Instagram @CalleHack

.

Puede interesarte