Por Fernanda Peña
1 marzo, 2017

«Mamá, papá: ¿Cuándo tendré una vagina?».

A la edad de 18 meses, los padres de Samuel no entendían por qué rechazaba las cosas típicas de niños: los juguetes y la ropa. Trataba de meter las dos piernas en los pantalones cortos, para que pareciera como si llevara falda. Pero solo fue hasta los 2 años cuando Samuel logró hacerles la gran pregunta:

«Mamá, papá: ¿Cuándo tendré una vagina?».

 

A partir de ese momento su conducta cambió.  Se le veía frustrado y enojado:

«Samuel arrancaba los dibujos masculinos de las sábanas… Lo llevábamos de compras y corría al departamento de niñas. Seleccionaba algunas cosas y las acumulaba»

-confesó su madre Rachel, al diario Brisbane Times.

Visibilidad de los #NiñosTransgenero #felizdiadelniño www.serviciodeagencia.com

A post shared by ServicioDeAgencia.com (@serviciodeagencia) on

Siempre escucharon a sus conocidos decir que la conducta de Samuel era solo una etapa, pero ellos sospechaban que el menor de sus 3 hijos, realmente era diferente.

Entonces decidieron buscar ayuda con el Dr. Stephen Stathis, de la Clínica de Género en el Hospital de Niños Lady Cilento, en Brisbane.

Durante la primera consulta los consternados padres recuerdan que no sabían ni siquiera por donde comenzar. Pero después de analizar la conducta y entrevistarse en repetidas ocasiones con Samuel, el doctor Stathis determinó que era un caso típico de comportamiento variante de género.

La familia decidió someterse cuánto a un tratamiento para saber sobrellevar la vida de Samuel.

«Nuestro hijo ya tenía tres años y medio. Y estábamos preparándonos para que fuera homosexual o transgénero, o sin género. Aunque también nos dijeron que algunos optan por el suicidio, la autodestrucción… Nos dieron múltiples razones por las que esto también podría salir mal».

-dijo la madre.-

Larga historia hecha corta, con ayuda del tratamiento Samuel se transformó en Olivia y ahora tiene 9 años.

Algo que siempre preocupó a sus padres, fue el cómo sería la situación de Olivia en la escuela. Sin embargo los maestros se portaron «maravillosos» con Olivia.

Al final del año escolar ella estuvo preparada para decírselo a sus compañeros. Entonces los sentó a todos y les contó que había nacido como Samuel, pero que ahora era Olivia. Ella sintió un gran alivio…

https://www.instagram.com/p/BPq6PXLhnO7/?tagged=preparatoria

«Pero ahora, después de que una niña de su clase comenzó la menstruación, Olivia se ha puesto molesta y enojada porque ella quizás ‘nunca sea como ella considera que es una chica real'».

-contó la madre.-

Y por eso en una última consulta, decidió preguntarle al Dr Stathis si algún día podría obtener un transplante de útero.

La Clínica de Género recibió hace poco un aumento de fondos cercano al millón de dólares, para tratar casos de niños como Olivia. De modo que se puedan reducir los tiempos de espera para los casos detectados en niños, que es manera adecuada para reducir el impacto hormonal y psicológico que esto conlleva.

Los casos como el de Olivia son cada vez más comunes. 

 

 

 

 

Puede interesarte