Fue algo inesperado.

Jennifer Snowden solo quería ver a su hijo que estaba apunto de nacer, debe ser algo que todos los padres que tendrán un hijo sienten esperando la llegada de su retoño. La mujer de esta historia no aguantó la espera y decidió hacerse un ultrasonido 4D para tener una visión más clara del bebé.

Pero algo pasó: en medio de la sesión, la doctora que le estaba practicando la ecografía dice: «algo realmente malo está pasando con tu hijo».

The Doctors

Jennifer no lo podía creer, estaba en shock. El ultrasonido mostraba que parte del cerebro del bebé estaba afuera de su cabeza; esta condición es llamada encefalocele.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades define esta enfermedad como » una protrusión o un bulto (en forma de saco) formado por la salida del encéfalo y las membranas que lo recubren a través de una abertura en el cráneo. Se produce cuando el tubo neural no se cierra completamente durante el embarazo».

La doctora, su esposo y toda su familia le dijeron a Jennifer que decidiera interrumpir su embarazo, ya que las probabilidades de supervivencia del niño eran casi nulas, incluso, si sobrevivía a su nacimiento, ya que necesitaría atención las 24 horas del día.

«Recuerdo cuando le pregunté:’¿has visto mejorías en algunos de estos casos? Ella me miró y me dijo: ‘no'».

-Jennifer Snowden en The Doctors-

The Doctors

Ella no fue capaz de abortar. Ella sintió que su hijo merecía tener una oportunidad y vivir; aunque fuera por unos minutos. Semanas después de tomar su decisión, volvió a otra ecografía: la doctora no podía creer lo que estaba viendo, el cerebro del bebé estaba completamente adentro de nuevo: era como si solo se hubiera curado de la enfermedad. 

The Doctors

Cuando el pequeño Ascher nació, Jennifer pensó que su hijo estaría vivo por un par de horas; pero el pequeñito desafió a la ciencia.

En el video de a continuación, podrás ver lo que ocurrió con este bebé:

¿Qué te pareció su historia?

Puede interesarte