Por Daniela Morano
2 mayo, 2018

El riesgo de ser diagnosticado con cáncer al pulmón es casi 23 veces más alto en un fumador. El daño, además, es irreversible.

Toda persona que fuma durante gran parte del día debe tener alguna idea del daño que le está provocando a su cuerpo, especialmente a sus pulmones. En un increíble y a la vez asqueroso video compartido por la enfermera Amanda Eller, de Carolina del Norte, muestra la transformación de un pulmón sano a uno contaminado por el humo del cigarro.

En el caso de esta simulación, los pulmones corresponderían a un fumador que fuma una cajetilla diaria durante 20 años. Esto comparado a un pulmón rojizo, que se infla y desinfla normalmente.

Facebook Amanda Eller

Según la información entregada por Daily Mail, el riesgo de ser diagnosticado con cáncer al pulmón es casi 23 veces más alto en un fumador y este tipo de cáncer es además el causante de un 87% de las muertes.

Al intentar inflar el pulmón negro, Eller dice que “porque estos pulmones son cancerígenos, tienen menos elasticidad así que se estiran pero al segundo se encogen debido a la enorme cantidad de mugre sobre ellos”.

Facebook Amanda Eller

La habilidad del pulmón para estirarse es aquella que posee para inhalar pero la cual al reducirse, sugiere que el pulmón debe trabajar el doble o más para inhalar la cantidad de aire necesaria para sobrevivir.

Estos pulmones contaminados fueron luego comparados con unos sanos, los cuales no tenían problemas en estirarse cuando se le inyectaba oxígeno.

Quizás para muchas personas esto continuará siendo una campaña más para intentar que dejen de fumar, pero quizás a otros les abra los ojos respecto al irreversible daño que la nicotina provoca en los órganos vitales de una persona.

Puede interesarte