Por Teresa Donoso
9 noviembre, 2015

No es por presumir al respecto ni nada…

En el último tiempo se han popularizado en gran medida los métodos para mejorar la salud de nuestro cerebro, mejorar nuestra memoria y también los aspectos cognitivos de nuestra inteligencia. Hay cientos de juegos en internet que prometen mejorar tus procesos cerebrales y varios expertos en el tema que hablan de la importancia de realizar estos ejercicios. Puede que incluso te hayas topado con más de un adicto al sudoku que dice jugarlo sólo para conseguir estos beneficios. Sin embargo, al parecer habría una forma mucho más sencilla y conveniente de lograrlo: ejercitar.

5283
Pexels

Puede que en este mismo momento no te lo quieras creer, sin embargo, distintos estudios lo avalan. Por ejemplo, un estudio comprobó que para los adultos mayores la mejor forma de mejorar sus capacidad de recordar palabras era realizar ejercicios aeróbicos. Otro estudio comprobó que realizar pesas minimizaba la posibilidad de que nuestro cerebro perdiese masa, algo que ocurría naturalmente con la edad. E incluso se descubrió que, en los niños, el jugar y mantenerse activos durante más tiempo mejoraba su proceso de aprendizaje.

5282
Pexels

¿Cómo puede ser esto posible? Muy sencillo: todos los estudios apuntaban al mismo factor y es que al hacer ejercicio se mejora la producción de una proteína llamada ‘factor neurotrófico derivado del cerebro’. Esta proteína, también conocida como BDNF por sus siglas en inglés, mejora el crecimiento de las neuronas existentes y, además, hace que sea más fácil que el cerebro genere nuevas células. El mejor ejercicio, según las conclusiones de los estudios, serían los aeróbicos, tales como caminar, correr o andar en bicicleta, aunque añadir pesas a la rutina tampoco está de más.

5280
Pexels

Si bien los resultados no son definitivos, la verdad es que es emocionante pensar que a la hora de ejercitar no sólo estamos ayudando a nuestro cuerpo a sentirse mejor, sino que realmente nos estamos haciendo más inteligentes. Todo lo anterior es muy positivo no sólo para nuestra vida presente, sino también para nuestros años futuros. En el fondo, no sólo nos estamos dado un mayor bienestar hoy en día, sino que también estamos invirtiendo para tener una vejez mucho mejor.

Puede interesarte