Por Camila Londoño
29 abril, 2016

Es la prueba de una hipótesis.

Makemake es el tercer planeta más grande y el segundo más brillante entre los planetas enanos del llamado Cinturón de Kuiper, el cual se extiende desde la órbita de Neptuno a 50 unidades astronómicas (UA) desde el Sol. Hasta el año 2000 siempre se creyó que en el Cinturón de Kuiper sólo estaba Plutón, su luna Charon y algunos cometas. Sin embargo, recientemente, la NASA anunció el descubrimiento de una nueva luna orbitando justo alrededor de Makemake. Es interesante, pues este descubrimiento comprueba una hipótesis: la mayoría de los planetas enanos tienen lunas.

A la nueva luna, detectada por el  Telescopio Hubble, se le dio el nombre de MK2.

Y hasta ahora, poco se sabe sobre ella. Se dice que mide 160 kilómetros y que puede ser 1.300 veces más tenue que el planeta enano Makemake. Cuando se conozcan sus características orbitales, los astrónomos podrán medir su masa.

lina-2
NASA

La órbita de la MK2 también será un indicador de sus orígenes.

Si su órbita es oblonga podría significar que es un KBO, es decir, un objeto con órbita situado entre 30 y 50 UA del Sol. Si su órbita es circular, significaría que al igual que nuestra Luna, está hecha de escombros que resultaron de una colisión con algún objeto más grande.

image1-_p1618aw
NASA

Llegar a descubrirla no fue fácil. ¿Por qué?

El planeta enano Makemake había confundido a los astrónomos; los telescopios indicaban que tenía algunas áreas más calurosas que el resto de su superficie helada. Sin embargo, ahora parece que estos parches de calor, en realidad eran detecciones de la luna MK2 en telescopios de la Tierra que no podían distinguir entre un cuerpo y otro. Todo esto sugiere que la MK2 es mucho más cálida que Makemake, pues su superficie es muy oscura.

luna-1
NASA

Aún faltan detalles, pero es asombroso que en la inmensidad de este universo, sigan apareciendo lunas. 

Puede interesarte