Los menores de ellos tenían sólo 10 años, y tras torturar hasta la muerte a un niño de dos, fueron encarcelados de por vida. ADVERTENCIA: El siguiente contenido podría herir la sensibilidad de algunas personas.

Son muchas cosas las que pasan por la cabeza de cada persona al enterarse de un asesinato: impotencia, rabia, incredulidad y odio, entre mil más. Los rasgos psicológicos que puedan tener los criminales no quitan lo horroroso de cada situación. ¿Pero qué pasa cuando son niños? ¿Es imposible que lo hagan?

Lamentablemente, no lo es. Los asesinatos cometidos por pequeños menores de 15 años son una desoladora realidad ante la que es muy complicado actuar. Estos seis casos se convirtieron en emblemáticos, y finalmente todos los acusados fueron juzgados como adultos. ¿Qué los llevó a hacer eso? ¿Hay alguna manera de prevenirlo? Es sin duda un tema sumamente triste y difícil. 

1. Kim Edwards y Lucas Markham. 15 años, 2017

Lincolnshire Police
Lincolnshire Police

El terrible caso más reciente es el de esta pareja de novios de sólo 15 años. Ambos fueron encarcelados en noviembre del año pasado, con una condena de 20 años. Los niños asesinaron brutalmente a la madre y a la hermana pequeña de la chica y lo que pasó después dejó a todos sin palabras. Les enterraron un cuchillo en la garganta y luego tuvieron sexo. Finalmente se ducharon para limpiarse la sangre y se sentaron en un sillón a ver la película Crepúsculo. Fueron descubiertos dos días después en su hogar en Lincolnshire, Inglaterra.


2. Jon Venables y Robert Thompson. 10 años, 1993

Liverpool Echo

Esta podría ser una de las historias más dolorosas. Estos dos pequeños fueron los asesinos más jóvenes de toda Inglaterra luego de matar a un bebé de dos años en 1993. Lo secuestraron de un centro comercial en Merseyside y lo llevaron a las líneas de un tren. Lo torturaron hasta matarlo. Luego, lo dejaron en los rieles, donde ya muerto, fue atropellado.


3. Will Cornic. 15 años, 2014

PA

El caso de este estudiante fue también emblemático ya que asesinó a su profesora Ann Maguire en la sala de clases, frente a sus compañeros. Mientras ella le explicaba algo a uno de los niños, Will la acuchilló por la espalda… varias veces. El joven fue encarcelado por 20 años, habiendo admitido su crimen.


4. Daniel Bartlam. 14 años, 2011

PA

Lo que pasó con Daniel fue muy fuerte. El chico mató a su madre con un martillo, para luego quemar su cuerpo, y finalmente su casa. Salvó a su hermano más pequeño y a su perro. Él siempre negó el crimen, pero el análisis psicológico que le hicieron mostró que estaba obsesionado con las películas de horror y videojuegos violentos. Luego, confesó que se inspiró en la serie de televisión británica Coronation Street.


5. Mary Bell. 10 años, 1968

Handout

Mary Bell cumpliría 11 al día siguiente, y llevó a una niña de sólo cuatro años a una casa abandonada en Newcastle, Inglaterra. Fue en ese lugar donde la estranguló. Sin ser descubierta, dos meses después, estranguló a otro bebé, esta vez de tres años. Fue a finales de 1968 cuando fue descubierta y encarcelada, y 12 años después fue puesta en libertad, bajo una identidad nueva… y la enviaron a vivir al norte del país.


6. Joshua Phillips, 14 años, 1998

Murderpedia

El caso de Joshua partió como un accidente, y el final fue aterrador. El chico jugaba con su vecina de ocho años, cuando la golpeó con un bate de beisbol en el ojo, haciéndola sangrar. Entró en pánico por lo que pasaría si lo descubriesen, así que la estranguló con el cable de un teléfono, y la acuchilló 11 veces. Luego la escondió debajo de su cama. Una semana después, su madre descubrió todo. Según la autopsia, no hubo ningún tipo de abuso sexual, pero el cuerpo de la chica estaba desvestido desde su cintura para abajo. En noviembre de ese año, el chico fue condenado a cadena perpetua.

Sumamente fuerte, impactante… y hasta terrorífico. 

Te puede interesar