Por Gillian Armstrong
1 Junio, 2017

No poder ser quien eres realmente y no contar con el apoyo de tus seres queridos deja pocas opciones disponibles.

Hay una gran cantidad de personas que nacen con el sexo incorrecto, ya que simplemente no sienten que pertenecen al cuerpo en el que están. El cambio de sexo es una operación que hoy es muy frecuente, sin embargo, el costo que ésta conlleva está por encima de los ingresos de gran parte de las personas. 

Pero este chico no se dio por vencido, y optó por el método DIY (Do It Yourself), que en español significa “Hazlo tú mismo”. Así fue como después de haberse tomado unas copas de más, llegó a su casa en la provincia de Guangdong para hacer uno de los actos más macabros a sí mismo: cortó sus propios testículos. 

iStock

“Xiao Ming”, como lo apodaron los que estaban en el hospital cuando lo atendieron, llegó a urgencia con abundante sangramiento y una gran hinchazón. No podían creer lo que estaba sucediendo.

Un chico de 17 años se había aplicado anestesia y había procedido a hacerse tan terrible cirugía que lo dejó a pasos de morir.

El hecho ocurrió en el Hospital de la Universidad de Sun Yat-sen ubicado en Cantón, China y cuando su amigo, quien según las enfermeras era un hombre vestido de mujer, vio lo ocurrido y lo llevó rápidamente al atenderse. Xiao Ming había cortado sus testículos y el epidídimo, que es el tubo que lo conecta con su aparato reproductor.

Asia Wire

El director del departamento de urología de la institución, Wang Zhongyang, comentó que el chico llegó al lugar diciendo “no quiero ser un hombre, quiero ser una mujer”. El joven de 17 años llegó confesó a los doctores que había cometido tal acto debido a que no tenía el dinero suficiente para hacerse un cambio de sexo. 

En el hospital no hubo menciones de la visita de sus padres, con quienes no se ven desde hace un largo tiempo, una vida difícil para un joven que dejó la escuela en plena secundaria y que lleva administrándose estrógeno sin prescripción médica desde hace más de un año. 

iStock

“Respetamos los ideales y las decisiones de todos los pacientes, pero no puedo ser lo suficientemente enfático para destacar que estoy totalmente en contra de la auto-administración de estrógeno y la auto-realización de una cirugía tal como el paciente lo ha hecho”, comentó Wang. 

El hacer este tipo de intervenciones a uno mismo puede traer graves riesgos, entre los cuales hay infecciones y serios daños a los órganos.

 

Es importante estar consciente de que la automedicación, y más aún, las auto-operaciones, puede traer graves problemas, e incluso llevarte a la muerte.  

Te puede interesar