Por Katherine Gallardo
13 Julio, 2017

El contenido de las imágenes es tan perturbador como conmovedor.

Este es un activista que lucha por los derechos de los animales no sólo protestando, sino también a través de su alimentación. Lo importante y valorable es que –seamos veganos o no- su acción no deja de sorprendernos por el nivel de humanidad de su acto.

En España, la lucha por erradicar las corridas de toros en calles o plazas ha sido eterna. Lo importante es que jamás hemos perdido la sensibilidad la ver imágenes tan crueles como la de un toro siendo apuñalado incluso encontrándose derrotado.

 

Un miembro del grupo Vegan Strike se presentó en una corrida de Pamplona. 

En su cuerpo tenía escrito “Bullfighting es tortura” y mensajes de “Basta Corrida”.

El hombre saltó hasta la plaza, evadiendo la seguridad y arriesgando su propia vida.

Se acercó hasta el toro y lo abrazó. 

Lo sacaron de la plaza cubierto de la sangre del toro que él intentó contener.

Sus declaraciones posteriores son igual de desgarradoras. “El toro estaba aterrado, estaba sufriendo un dolor increíble. No podía dejar que muriera solo”.

“La corrida y pelea de toros es abusiva. Es un espectáculo arcaico que no debiera tener lugar en una sociedad civilizada”, añadió Elisa Allen, Directora de PETA.

“Valoramos la acción de manifestantes como este, quienes le recuerdan a los espectadores de estos eventos que atormentar y matar animales por lo que ellos llaman diversión es incomprensible”.

Más de 100 ciudades en España ya han erradicado esta práctica pero en Pamplona, continúan con esta cruel y devastadora tradición.

El toro, luego de haber sido abrazado y contenido por el manifestante, murió.

Te puede interesar