Por Josefina Pizarro
11 Agosto, 2017

“¡Adiós bebé!” (ADVERTENCIA: Las siguientes imágenes podrían herir la sensibilidad de algunas personas).

Este tipo de noticias sólo puede pasar en el siglo XXI, donde unos “me gusta” a veces pueden valer más que una vida. Dos niñeras estaban cuidando a un bebé cuando se les ocurrió la fantástica idea de meterlo al refrigerador. Sí, tal y como leíste. Según la madre del pequeño dice que ellas no actuaban por maldad, sino por popularidad. Pero al mismo tiempo pienso, ¿en qué universo eso no es maldad? Lee la nota a continuación.

Dos niñeras fueron arrestadas después de que subieran un horrible vídeo a Snapchat en el que se ve como meten literalmente a un bebé en una nevera mientras las niñas se ríen en el fondo.

NBC

Durante el corto clip, un bebé llorando es recogido del piso y puesto en un estante alto dentro de la nevera, antes de que la puerta se cierre de golpe por una de las niñas.

Una de ellas se le escucha diciendo “¡Adiós!” cuando deja al niño, que sólo lleva pañal, en el frío y la oscuridad.

NBC

Cuando la nevera se vuelve a abrir (no se sabe el tiempo exacto que estuvo dentro; pudieron ser segundos o mucho más) el bebé aterrorizado grita mientras las chicas pueden ser escuchadas fueras de cámara riendo histéricamente.

El horroroso incidente tuvo lugar este lunes a las 4:30 pm en Massachusetts, Estados Unidos.

Otro clip muestra a la misma chica acunando al bebé a sus brazos y diciendo: “Hola bebé. Ven, ¡está bien!”.

Pero eso está lejos de estar bien.

NBC

Las niñas, cuyo nombre se desconoce, de una localidad llamada Swampscott, fueron arrestadas el martes por la noche después de que el vídeo fuera reportado al Departamento de Niños y Familias.

Se enfrentan a cargos de amenaza infantil y asalto y agresión con un arma peligrosa; en este caso, una nevera.

Puedes ver el vídeo completo aquí (ADVERTENCIA: Las siguientes imágenes podrían herir la sensibilidad de algunas personas):

La madre del niño dice estar completamente “horrorizada” cuando se enteró de lo que pasó, pero no cree que lo hayan hecho por maldad.

“No creo que lo hayan hecho para dañar a mi hijo, es bastante claro que sólo estaban bromeando y riendo. Obviamente no sabían de la gravedad de lo que estaban haciendo”.

El jefe Patrick Ambrose, de la policía de Danvers, dijo: “el niño está bien y ahora se encuentra con su familia”.

La gente local también habló del shock que les produjo el simple pero horroroso Snapchat, afirmando lo peligroso que podían ser los jóvenes para hacer que su vídeo sea viral.

“Parece que los niños hoy en día no entienden de bien o mal. Usan Snapchat o cualquier otra red social para ganar popularidad”.

NBC

Es simplemente horrible que no sólo los jóvenes, sino cualquiera arriesgue su pellejo o el de otros para ganar un poco de popularidad en línea. Créeme, no te sirve de nada si vas a la cárcel o incluso mueres por ello.

Te puede interesar