Por Monserrat Fuentes
14 julio, 2017

“Los testigos pensaron que el niño estaba sufriendo convulsiones”.

Nunca podremos predecir el día de nuestra muerte, eso es algo que está fuera de nuestro alcance, por eso se dice que te puede pillar en cualquier parte. Eso le sucedió a un adolescente de 13 años, quien se desplomó en medio de un partido de baloncesto con sus amigos. Nadie sabía lo que pasaba, hasta que descubrieron que del cielo le llegó un fatal golpe.

Se llamaba Noah Inman y con solo trece años, perdió la vida de una inesperada forma.

GoFundMe

Mientras hacía deporte con sus amigos y compañeros de clase, una “bala loca” cayó del cielo y le impactó en la cabeza.

De la nada el muchacho comenzó a actuar extraño en medio del partido, los testigos no sabía qué le pasaba.

“Los testigos pensaron que el niño estaba sufriendo convulsiones y llamaron a una ambulancia“.

Policía de Hammond

El chico fue trasladado inmediatamente al hospital para niños de Chicago, donde lamentablemente perdió la vida a los pocos días.

La autopsia reveló que la muerte se debió a un herida de bala en la cabeza y su caso fue procesado como homicidio.

PEXELS/Imagen de referencia

Ya se iniciaron las labores para encontrar a la persona que disparó la bala al cielo, incluso el mismo alcalde la comunidad está muy comprometido con encontrar al culpable.

 “Investigando las pistas sobre la persona que cometió este acto”

Posted by Thomas McDermott Jr. on Sunday, September 4, 2016

Comentó el edil, Thomas McDermott JR, en su cuenta de Facebook, Además pidió a los ciudadanos que cooperaran con la investigación porque “ese tipo de idiotas pone a todos en peligro por su imprudencia”.

la familia del joven ha creado una cuenta en GoFundMe para recaudar los fondos necesarios para cubrir los gastos médicos y del funeral.

 

Te puede interesar