Por Andrea Araya Moya
15 Junio, 2017

ADVERTENCIA: IMÁGENES PUEDEN HERIR A PERSONAS SENSIBLES.

En 2015 el nombre de Darren Rainey se hizo conocido para la prensa y la policía de Estados Unidos. Darren era un reo que en 2012 murió en la cárcel en situaciones que las autoridades no conocían. Hasta que decidieron investigar a fondo y descubrieron la terrible y macabra verdad sobre su muerte.

Darren padecía esquizofrenia. Solía tener alucinaciones que no lo dejaban dormir ni estar tranquilo en la celda que habitaba en la cárcel del Condado Dade, en Florida. Una noche, y sin poder controlarlo,Rainey defecó sobre sí mismo y fue condenado a un macabro castigo.

The Herald

Dos guardias lo tomaron y lo llevaron a un cuarto de ducha que sólo podía manejarse desde afuera. Cuando el agua comenzó a caer sobre el cuerpo del reo, la temperatura aumentaba poco a poco hasta que alcanzó los 70 grados centígrados. Darren gritaba que no soportaba el agua caliente y prometía no volver a portarse así, pero nadie lo escuchó. Sólo dos horas después la ducha se abrió y el cuerpo de Darren yacía ahí, como si hubiese sido hervido.

Otro reo denunció el hecho y contó que los presos suelen ser sometidos a diferentes torturas. Y muchas llevan a la muerte.

The Herald

Tres años después de la muerte de Darren en 2012, autoridades dieron a conocer el informe de su autopsia, la que aclaraba que había muerto por “complicaciones de la esquizofrenia y enfermedades del corazón”. Una grave mentira, pues incluso se decía que el cuerpo de Darren no tenía quemaduras.

Tiempo después, el periódico The Herald comenzó una investigación que dio con las fotografías del cuerpo de Darren. Y las causas de su muerte eran evidentes.

The Herald

The Herald dejó al descubierto que los guardias de la cárcel usaban una ducha especial para torturar a los presos que tenían enfermedades mentales. Y aquella que mató a Darren estaba hecha especialmente para que la temperatura fuera controlada desde afuera y que los prisioneros no pudieran manipular nada.

A pesar de todo, el culpable no fue condenado y se han recibido múltiples pruebas de que Darren murió debido a las quemaduras en la ducha.

The Herald

Por otro lado, la familia del reo ha protestado constantemente para exigir justicia, mientras que las autoridades continúan afirmando que la muerte de Darren fue causada por su esquizofrenia y no por quemaduras causadas por agua hirviendo.

Probablemente el caso vuelva a abrirse para llevar a juicio a los responsables.

Te puede interesar