Por Diego Cid
15 Junio, 2017

La sangre corría sin parar por su rostro.

Quizás es porque los casos son expuestos a los medios con mayor facilidad gracias a la tecnología y las redes sociales, pero la verdad es que las personas están aburridas de la delincuencia y muchos ya han comenzado a tomar la justicia por sus propias manos. Las opiniones pueden ser bastante divididas: Es una problemática social que no se soluciona con violencia, pero las personas tampoco se pueden quedar de brazos cruzados.

Es por eso que una turba furiosa decidió poner un alto en la esquina de las calles General Paz y Colón en Córdoba, Argentina. Las personas comenzaron a linchar sin piedad alguna a un joven que acababa de cometer un asalto.

La sangre derramada era la de un niño de 13 años.

YouTube
YouTube

Todo sucedió el martes 13 de junio de 2017 a las 18:30 horas en dicha ciudad. Los gritos de desesperación de una chica que acababa de ser asaltada alertaron a los vecinos y transeúntes.

Los autores fueron dos niños, de aproximadamente 13 años. Uno de ellos logró ser capturado y fue en ese momento en el que la brutal golpiza tomó lugar. Le hicieron sangrar por la boca y nariz, luego le zamarrearon y sometieron hasta que la gente comenzó a pedir que le suelten.

El otro niño ya se había fugado. Más tarde llegó la policía y fue derivado a un Hospital Infantil.

YouTube

El caso ha generado mucha polémica no sólo por la reacción de la gente, sino por las opiniones dividas entre quienes no quieren sufrir más por la delincuencia y aquellos que aclaran que el castigo que se le está dando es peor que su crimen.   

Te puede interesar