Por Pamela Silva
13 Julio, 2017

Fue durante un viaje en México hace seis meses, y cree que los drogaron.

Hace seis meses, los hermanos Austin (22) y Abbey (20) Corner estaban de vacaciones con sus padres en México. Una tarde en el hotel la familia se iba a reunir a cenar, pero los hermanos decidieron ir al bar antes a tomar algunos tragos. 

Todo lo que recuerda Austin es haberse despertado en una cama de hospital y enterarse de que su hermana nunca más iba a despertar. 

GoFundMe Bill Conner

La versión oficial, que es bastante escueta, dice que los hermanos se emborracharon, cayeron a la piscina del hotel -que estaba al lado del bar-, se ahogaron y cuando los rescataron fue demasiado tarde para Abbey. 

Pero a su familia nada de esto le cuadra, principalmente porque los dos jóvenes estaban acostumbrados a beber, saben que no tomaron tanto como para perder la memoria y recuerdan que una pareja les invitó unos tragos. Y nunca hay que confiar en nadie, porque hasta la gente que parece más buena puede estar engañándote. 

Y en esos tragos Austin está seguro había algún tipo de droga, aunque ninguna apareció en los exámenes toxicológicos de ninguno de los dos.

Para los Corner todo es muy sospechoso porque la policia no realizó una investigación muy acabada, sólo entrevistaron a un par de empleados del hotel y nunca pusieron en duda cómo dos jóvenes se iban a ahogar en un bar donde había mucha más gente y personal. 

Además, meses antes al fallecimiento de Abbey, otra pareja reportó que después de que les invitaran unos tragos perdieron el conocimiento y despertaron horas después con algunos huesos rotos. 

Y es que no se puede confiar en nadie, la gente tiene las excusas más ridículas para justificar sus acciones. 

Para los Corner todo resulta muy sospechoso. Resulta irónico que haya personas que graben sus muertes, mientras Andy sigue tratando de recordar qué fue lo que pasó durante ese reto.

Así que los Corner siguen buscando justicia para su hija. 

 

Te puede interesar