Por María Fernanda Morales
23 noviembre, 2017

Y ellos también gritan: ¡sáquenme de aquí!

Lunes, suena el despertador y se viene lo peor: comienza la preparación mental para ir a trabajar. Martes, miércoles, jueves y hasta viernes son igual de terribles. ¿Exageradas? Para nada, y podemos probarlo, porque al parecer animales de todas las especies concuerdan con nosotras, y aquí hay 13 claros ejemplos:

1. Como te ves cuando entras a la oficina en la mañana


2. Y lo que haces cuando te dan la primera tarea del día


3. Cuando te saluda tu compañero que te cae mal


4. Y así de ridícula luces cuando quieres verte bien ante tu jefe


5. Pero claro, así actúas cuando él no te está mirando


6. Y cuando nadie te está viendo…


7. Como te sientes cuando tu jefe por fin te felicita por algo


8. Básicamente, esta eres tú cuando es la hora de almuerzo


9. Y cuando queda media hora para salir


10. Cuando solo quedan 5 minutos ya no te aguantas


11. Y así de rápido te vas cuando es la hora de salida


12. Y bueno, esta eres tú en el día de pago


13. Y finalmente, cuando te tomas tus merecidas vacaciones

 Son iguales a nosotras, ¿no? Comparte esto con tus amigas para que se rían juntas de sus tragicómicas jornadas laborales.

Puede interesarte