Por María Fernanda Morales
15 noviembre, 2017

Ninguna mujer en el mundo ha tenido más estilo que Úrsula y admitámoslo, el baile y el canto de Sharpay era mejor que el de cualquiera.

Crecer con Disney creó la ilusión de que todas queríamos ser como las protagonistas de sus películas: las tiernas e inocentes princesas… pero el mundo estaba -y está- muy equivocado. Las verdaderas reinas de Disney son sus villanas y nosotras queríamos ser como ellas… de hecho, hasta el día de hoy queremos serlo. ¿No nos creen? Las razones son muy obvias: 

1. Úrsula

Es sin duda la mejor de las villanas y si nunca quisiste ser ella, deberías comenzar a cuestionarte toda tu infancia. En primer lugar, era toda una reina que simplemente se reía y lanzaba besos a todos los idiotas que la odiaban. Eso lo hacía teniendo todo el estilo del mundo y con toda la confianza en su propia piel. Su vestido, su peinado y su labial me siguen dando envidia y además, ni siquiera le hizo algo malo a Ariel, solo le enseñó una lección, pues la ilusa quería conquistar a un hombre solo por sus piernas… ¡que estupidez!


2. Yzma

Primero que todo, tiene un laboratorio secreto que tiene… ¡una montaña rusa! ¿Quién no querría eso? Además tiene un montón de pócimas químicas que pueden lograr lo que ella imaginara -que a ella no le resulte es otra cosa-. Y al final, su objetivo era simplemente convertirse en emperatriz, y admitámoslo, es bastante justo, pues es algo que todas queremos.


3. Cruella DeVil

A ver, lo único que quería Cruella era un increíble abrigo… ¿a quién de nosotras no le ha pasado? Es simplemente una fashion victim que haría todo por la moda, como nosotras. El úuuunico problema era que para eso necesitaba la piel de cientos de perritos, pero si quitásemos esa parte, y pensáramos que es una prenda sin piel de animales, es simplemente una ídola.


4. La Reina de Corazones

Ella se gana el derecho de cortarle la cabeza a quien quiera porque es la reina del País de las Maravillas, ella domina… así que tiene todo el derecho a crear las reglas que quiera. Y obvio que todas queremos ser reinas.


5. Gothel

Lo de ella es más que comprensible… quería ser joven para siempre. ¿No queremos todas lo mismo? Si eso implicaba raptar a una bebé para lograrlo, es simplemente alguien muy apegada a sus convicciones, lo cual, sinceramente, creo que es positivo.


6. La Reina Grimhilde

Ella era la más hermosa del reino, todo bien. ¿Que haya llegado otra p*rra a quitarle el puesto? No amiga, conmigo no. Yo la entiendo completamente. Es como cuando ves a una chica con mucho estilo en la calle y simplemente te gustaría quitarle toda la ropa que lleva para tenerla tú. Esa es la simple explicación… tal vez exageró un poco, claro.


7. Maléfica (La Bella Durmiente)

Lo de maléfica es trágico. Para el nacimiento de la Princesa Aurora, hacen una gran celebración, con bar abierto, me imagino, e invitan a todo el mundo menos a Maléfica… ¡Sí! Simplemente la dejan fuera. Si alguna p*rra hiciera eso conmigo, lo siento, pero yo también buscaría venganza.


8. Lady Tremaine

Ser madre de dos hijas y aún así mantener tanta elegancia es algo que toda mujer busca para su futuro. Además, logró nunca tener que ordenar ni siquiera un pequeño mueble, y claramente ese es un objetivo en mi vida. No hacer nada y ser fabulosa. Aún quiero ser como Lady Tremaine.


9. Sharpay Evans

A ver, seamos justos, Sharpay era realmente la reina del colegio y Gabriela llegó simplemente a quitarle su puesto sin justificación alguna. Era la mejor cantando y bailando sin duda… y admitámoslo: todas sus canciones eran las mejores de High School Musical. Nadie puede discutirlo.

Apuesto a que tú también quisiste ser todas ellas. ¿Pero cuál era tu favorita? ¿Y cuál la de tus amigas? Comparte esto con ellas para que recuerden su infancia y admitan que hasta el día de hoy preferirían ser una villana.

Puede interesarte