Por María Fernanda Morales
27 noviembre, 2017

El punto más importante es mantenerte borracha.

Todos los días me pregunto lo mismo: ¿a quién se le ocurrió la terrible idea de que todos nosotros debemos trabajar? ¿Por qué funciona así el mundo? Lamentablemente, necesitamos el dinero y también somos parte de este horrible ritual que odiamos con todo nuestro corazón. Es tanto el disgusto que es necesario prepararse todas las mañanas para no morir en el intento, y este manual es perfecto si es que te sientes como yo: 

1. Empezar el día tomando café


2. Tal vez llevar algo de alcohol escondido en una botella


3. Ver muchos gifs de gatitos


4. Luego ver muchos gifs de perritos


5. Tomar más café


6. O más alcohol si es que aún te queda


7. Fingir que estas trabajando cada vez que alguien te mire


8. Pero en verdad estar pensando que en unas horas estarás así


9. Escuchar todo el día a Beyoncé y Rihanna para contagiarte de su divinidad y no pensar en que estás trabajando


10. Bailar como ellas sin importar quién te mire


11. Rellenar tu botella de vodka y tomar más


12. Dormir un poco en tu escritorio cuando nadie te mire


13. Salir corriendo apenas sea la hora de irte… y esperar que nadie te reprenda al día siguiente. Siempre existe la posibilidad de que nadie haya notado todo lo que hiciste -y lo ebria que estabas-

Cuéntanos cómo te va con este simple e infalible manual. Y compártelo con tus amigas, de seguro lo necesitan también.

Puede interesarte