Por María Fernanda Morales
20 noviembre, 2017

Si la Princesa del Pop no puede superarla, tú tampoco podrás.

Odiamos la vida. Suena terrible, pero tener que soportar la rutina de lunes a domingo es lo más difícil que nos puede pasar, porque nos obliga a levantarnos de nuestras camas, dejar de dormir y comer, y trabajar… pero no estamos solas. Y si quieres tomarte las cosas con humor, e intentar superar otra semana más, estos memes de Britney haciéndolo te ayudarán: 

Lunes

Te lo cuestionas todo: ¿De verdad necesito trabajar? ¿Necesito realmente mi sueldo para vivir? ¿Es necesario salir de mi cama? Pero finalmente, como todo lunes, tuviste que hacerlo, no sin llorar mientras te levantabas. Seguramente en la ducha tampoco dejaron de caer las lágrimas. Llegaste a tu trabajo, soportaste otra vez a la perra de tu jefa, y te contuviste, para luego volver corriendo a tu cama… a llorar nuevamente.


Martes

Incredulidad. Ayer tuviste que ser miserable durante 24 horas y las cosas siguen siendo igual de horribles. Ya no te quedan lágrimas para llorar, pero aún no estás ni a mitad de semana y ya te estás quedando sin el dinero que tenías contemplado para estos días. Tu jefa parece estar más insoportable aún y tus ganas de renunciar aumentan por segundo. Cuando alguien te habla, esta vez intentas sonreír… pero el resultado es muy distinto.


Miércoles

Okey, es mitad de semana… ¿debería sentirme contenta? Parece que no. Quisiera seguir durmiendo, o estar en una playa, y ninguna de las dos cosas está sucediendo. Aún no encuentro el valor de renunciar, y todo lo que he sufrido durante estos dos días anteriores es solo la primera parte… se viene la segunda. Tienes que ir al supermercado pero no hay dinero… hoy comerás pan añejo. No hay nada que me pueda hacer pensar que hoy es un buen día.


Jueves

Ya empiezas a pensar positivo, aunque todo se incendie detrás tuyo. Ya no prestas tanto atención ni a tu jefa ni a tu trabajo, porque sabes que pronto podrás decir adiós aunque sea por unos días. Te concentras en mantener ese pensamiento… sonríes por primera vez… pero se nota a leguas que aún no es una sonrisa sincera.


Viernes

Hoy nada importa. Tu casa es un desastre, pero igual sales bailando de ella rogando que el día pase rápido. Cuando solo quedan un par de horas para salir, bailas sobre tu asiento sin importarte cómo te miren tus compañeros y supervisores. Los miras directamente a los ojos con tu sonrisa, por primera vez honesta… sabes que sienten la misma alegría que tú.


Sábado

El sábado es el día en el que por fin eres tú misma: una diva. Sacas por fin tu mejor outfit y accesorios, sueltas tu cabello, y sales con la actitud de la Diosa que eres. Durante la semana no te dejan expresarlo, pero hoy es tu día, que el mundo se prepare.


Domingo

Tienes tics nerviosos porque la gloria fue corta… como todas las semanas. Tu organismo no entiende cómo mañana tienes que empezar otra vez con una nueva semana que sinceramente, como todas las veces, será una m*erda. Fuerza Brit…

…Y fuerza a todas.