Por Elvira Vergara
18 agosto, 2015

¿Te has dado cuenta de la cantidad de plástico que consumimos diariamente?

El plástico es uno de los materiales más utilizados, por eso resulta difícil imaginar una vida sin él. Pero por suerte cada vez hay más alternativas para limitar su uso, y la gente está cada vez más consciente de lo dañino que es para nuestro planeta.

A continuación te presentamos algunos consejos fáciles para limitar el uso del plástico en casa:

1 Evita los peores delincuentes del plástico

La mayoría de los recipientes de plástico tienen en el inferior un símbolo que consiste en un triángulo de flechas que tiene un número en su interior (que puede ser del 1 al 7), según este símbolo, los peores plásticos son:

#3: El cloruro de vinilo. Este es un plástico extremadamente tóxico en niveles altos puede producir mareo o somnolencia, mientras que en niveles extremadamente altos puede causar la muerte. Es utilizado en algunos juguetes de niños y en algunos frascos de mantequilla de maní.

# 6: El poliestireno contiene estireno, una toxina para el cerebro y el sistema nervioso. Se utiliza en la fabricación de platos desechables, cubiertos de plástico, entre otros.

# 7: El  policarbonato que contiene bisfenol A y se encuentra en la mayoría de los frascos de lata, en revestimientos de plástico transparente, tazas para bebés, botellas de bebidas deportivas, jugos y envases de ketchup.


2.  Utiliza recipientes no plásticos

Reutiliza botellas de agua de acero inoxidable, usa recipientes de vidrio para trasladar tu almuerzo, bolsas de emparedados de tela, bolsas re-utilizables para el supermercado, etc. Existen muchas alternativas para reemplazar el plástico.

iStock_000017737071_Medium


3. Nunca compres agua en botella

Toma agua filtrada del grifo. Estarás ahorrando dinero, colaborando con el medio ambiente y tomando prácticamente la misma agua común que venden embotellada.


4. Compra a granel

Mientras más artículos compres a granel, más envases ahorras. ¡Además son mucho más económicos!

iStock_000040817428_Medium


5. Evita comprar alimentos congelados

Los alimentos congelados son uno de los peores aliados de los residuos de plásticos. Es difícil evitarlos, pero debemos tomar más conciencia al respecto.


6. Evita los utensilios de cocina anti-adherente

No expongas a tu familia ni a ti a las toxinas que libera el teflón. Reemplázalo por hierro fundido, acero inoxidable o utensilios de cobre.

iStock_000011699540_Medium


7. Crea tus propios condimentos

Una vez que hayas aprendido a hacer tu propia salsa de tomates, mayonesa, mostaza o ketchup, nunca más vas a querer comprar. De partida, estos condimentos hecho en casa son mucho más sabrosos y sanos.


8. Deja que el bicarbonato de sodio y el vinagre se conviertan en tus nuevos mejores amigos

Estos productos se pueden utilizar para limpiar, desinfectar la casa y lavar los platos, en sustitución de las botellas de plástico de limpieza. Incluso puedes utilizar el bicarbonato como desodorante casero y el vinagre de manzana para lavar tu pelo.

iStock_000058165112_Medium


9.  Para limpiar utiliza paños de algodón

Utiliza un paño de algodón y un cepillo de fibra de coco para lavar los platos. También utiliza algodón en vez de toallas desechables para limpiar tu cara.


10. Evita los detergentes

Usa jabón en polvo o tiras de jabón en lugar de los detergentes para ropa convencionales, que vienen en recipientes de cartón forrados con plástico o recipientes de plástico grueso. En esta misma línea utiliza jabón en barra en vez del líquido que viene en recipiente plástico.

iStock_000019166678_Medium

¡Sigamos estos consejos y ayudemos a nuestro planeta!

Puede interesarte