Por Romina Bevilacqua
5 noviembre, 2014

Las plantas trepadoras o enredaderas pueden embellecer mucho un hogar, sobre todo cuando tienes una casa –y más aún si esta tiene terraza o una pérgola–. Pero si piensas tener este tipo de plantas, debes conocer muy bien cómo cuidarlas y lo que necesitan. Para comenzar, si vas a colocarlas en el jardín debes saber qué tipo de clima, suelo y exposición a la luz tiene, porque en función a esto será más conveniente un tipo de enredadera u otra. Plantas trepadoras hay muchas: de hoja ancha, con flores, de tallo fino, sin flores, etc.

Si optas por ponerla en una pared necesitarás facilitar a la planta un soporte para que comience a crecer, pero si quieres que crezca en cercas u otras estructuras como muebles ármate de paciencia ya que las trepadoras no solo se demoran un tiempo en crecer, sino que cuando quieres darles forma debes preocuparte de podarla periódicamente para guiar su crecimiento, entre otras cosas.

Dicho esto, aquí te damos algunas especies que puedes plantar al exterior o al interior de tu hogar:

 1. Enamorada del muro

1

También llamada “Parra virgen”, es un arbusto que crece mucho y de forma rápida. En otoño sus hojas adquieren un tono anaranjado y rojo que es muy llamativo. Se recomienda especialmente para cubrir muros y paredes y no necesita podarse.


2. Hiedra

2

Es de hoja perenne y dura mucho años ya que es una de las más resistentes. Hay distintas variedades con diferentes tamaños, formas y tonalidades de las hojas, siendo algunas blancas y otras amarillas. Necesita estar en zonas de sombra y el suelo debe estar húmedo durante los primeros años.


3. Campanillas

3

En zonas con climas fríos se cultiva como planta anual ya que solo vive un año. En climas cálidos vivirá varios años. Es de crecimiento rápido.


4. Dama de noche

4

Es una de las trepadoras más bonitas. No solo es preciosa sino que desprende un aroma muy agradable, así que es perfecta para crear un ambiente llamativo y aprovechar su aroma.


5. Pasionaria

5

Florece durante mucho tiempo y tiene varias especies, todas con flores preciosas y algunas incluso con frutos comestibles.


6. Parra de uvas

6

Es perfecta para cubrir una pérgola ya que es caducifolia y no tapará el poco sol que hay en invierno. Sus tallos son retorcidos y quedan preciosos cuando se caen las hojas en invierno. Además produce frutas, las uvas, deliciosas y en diferentes variedades. Aunque suele atraer insectos.


7. Ficus tapizante

7

Es una trepadora perenne que tiene variedades con hojas en blanco o amarillo. Necesita estar en un lugar de semi sombra donde no llegue el sol directo, ya que se queman sus hojas. No se recomienda para zonas con mucho frío en invierno ya que no soporta las heladas.


8. Buganvilla

8

Florece de forma espectacular y si el invierno es frío pierde las hojas, pero después rebrotan.


9. Glicinia

9

Es una trepadora espectacular con un color lila que consigue cubrir cualquier zona en poco tiempo.


10. Madreselva

10

Es una de las trepadoras que más rápido crece, cubriendo rápidamente una valla o muro.


11. Rosal trepador

11

Es uno de los más conocidos y de los que más éxito tiene, especialmente entre los amantes de los rosales. Solo florece una vez al año, durante la primavera, pero lo hace de forma tan abundante que cubrirá toda la trepadora.

 Fuentes: 1, 2, 3

Puede interesarte