Por Camila Cáceres
7 julio, 2017

¡Demasiada ternura!

Los pandas son sin duda uno de los animales más tiernos del planeta, y es increíble pensar que estuvieron a punto de extinguirse gracias a la terrible destrucción de los bosques donde vivían y que también eran sus fuentes de alimento. Afortunadamente la campaña para salvarlos fue un rotundo éxito y ahora son un símbolo de la ecología y de que la humanidad puede ser, en ocasiones, no tan terrible.

1. Todo comienza con su nacimiento, un evento mundialmente celebrado

Lola Levan

2. Al nacer nadie pensaría que son osos (bueno, lo dudaron por varias décadas antes de que pudiesen confirmarlo tras estudios de ADN)

Lola Levan

3. Los osos pandas nacen midiendo, pesando y luciendo como una rata de considerable tamaño

Lola Levan

4. Sin embargo, requieren de cuidados dedicados

Lola Levan

5. Algunos de los cuales implican enseñarles a ir al baño, tal como se hace con los gatos y perros caseros

Lola Levan

6. Otras medidas son mucho más complejas– pero nada es demasiado para asegurar la supervivencia de estos preciosos animales

Lola Levan

7. Finalmente, al cabo de unos meses comienzan a lucir como los adorables pandas que amamos

Lola Levan

8. Igual que a los recién nacidos humanos, a los panditas les cuesta afirmar la cabeza y levantarse

Lola Levan

9. Prefieren dormir estirados sobre el suelo la mayor parte del día (parte en que se invita a los turistas a tomar fotos desde una distancia respetable para costear los gastos de criarlos, ¡y así todos ganamos!)

Lola Levan

10. Pero por supuesto que lo más importante es la integridad de estas hermosas criaturas

Lola Levan

11. ¿Puedes imaginar un mundo sin ellos?

Lola Levan

12. Los pandas no sólo son adorables– también son una prueba de que cuando la humanidad realmente se dedica, puede proteger al planeta tierra y a sus criaturas

Lola Levan

¿No te encantan?

Te puede interesar