Por Francisco Lira
10 septiembre, 2017

Cada una de estas tristes historias nos recuerda que como especie debemos hacer un cambio urgente. 

En un mundo con 7 mil millones de habitantes, no hace falta pensar mucho para saber que la cantidad de desechos que se producen son abismales. Sobre todo cuando sabemos que el porcentaje de ellos que efectivamente es reciclado es poco, mientras que el resto termina en vertederos, calles o en nuestros océanos afectando a la flora y fauna que en ellos habitan. Situaciones como la que aparece en portada, de una tortuga atrapada en un pedazo de plástico que impidió su correcto crecimiento, son fuertes, tristes y lamentablemente más comunes de lo que uno cree –y de lo que nos gustaría–. Pero a veces es necesario demostrar a las personas la cruda realidad de lo que sus acciones provocan a otros.

1. Después de quedar atrapada en una red de pesca, esta tortuga sufrió graves heridas y hubo que amputarle una de sus aletas

bigturtle640


2. Este koala que regresó a casa para ver que habían talado todos sus árboles

environmental-problems-pollution-45__880


3. Un ave atrapada en el petróleo

environmental-problems-pollution__880


4. Surfeando en un mar de desechos en Java, Indonesia

environmental-problems-pollution-1__880

Puede interesarte