Por Camila Cáceres
5 septiembre, 2016

Ya no se puede confiar ni en las manzanas.

Es fácil olvidar que las plantas son seres vivos con su propios sistemas de alimentación, reproducción y defensa. Este último resulta particularmente ahora que hemos olvidado la mayoría de lo aprendido en la naturaleza por siglos y muchas veces no tenemos cómo enterarnos qué es comestible y qué puede acabar en una tragedia. Estas plantas por ejemplo, aunque son muy comunes, tienen ciertas particularidades que podrían darnos un desenlace no deseado:

1. Manzanas

apples-bowl.jpg.638x0_q80_crop-smart
Photo: Artotem/flickr

Una manzana al día puede evitarte las visitas al doctor, según dicen, pero no se puede decir lo mismo de sus semillas. Éstas contienen glucósidos cianogénicos, lo que las hace medianamente venenosas. Si consumes suficientes semillas, podrías ingerir una dosis letal. Tendrías que comer unas 200 semillas (alrededor de 20 manzanas) para recibir una dosis fatal.  Si estás sirviendo manzanas a niños o te gusta el corazón de la manzana, quizá sea mejor que le quites las semillas, sólo por si acaso. Pero eso serían muchas manzanas.


2. Belladona y su familia

deadly-nightshade.jpg.638x0_q80_crop-smart
Photo: Melanie Shaw/flickr

También conocida en inglés como “Deadly nightshade” (sombra fatal), tanto su fruto como sus hojas son extremadamente tóxicos. Lo que la mayoría de la gente no sabe es que esta planta es familiar de los tomates, las papas, los pimientos y las berenjenas. Todas estas plantas contienen toxinas, usualmente en su follaje, que pueden resultar dañinas. Humanos con mascotas en particular deberían tener cuidado con las viñas y follaje de tomates y patatas en sus jardines.


3. Arvejas de rosario

rosary-pea-seeds.jpg.638x0_q80_crop-smart
Photo: Tatters/flickr

El nombre suena pacífico y resulta de su uso en el mundo como un adorno, originalmente para los rosarios, pero ahora se usa en joyería artesanal común y corriente. Y muchos artesanos han muerto tras pincharse un dedo luego de manipular una arveja de rosarioEl veneno que contienen es abrina – similar a la ricina, una de las toxinas más fatales de la tierra.


4. Adelfa

oleander.jpg.638x0_q80_crop-smart
Photo: Swaminathan/flickr

La adelfa es una de las más antiguas y más tóxicas plantas que se puede encontrar en jardines, incluso en escuelas. Ingerir cualquier parte de esta flor puede ser fatal, especialmente para los niños.  Incluso el humo al quemar adelfa puede ser tóxico. El uso de la planta como veneno es bien conocido, según WebMD. Es el agente de suicidio más comúnmente usado en Sri Lanka, donde los envenenamientos por adelfa superan los 150 por cada 100.000 personas cada año.


5. Tejo común

european-yew.jpg.638x0_q80_crop-smart
Photo: DM/flickr

Relativamente común en Europa, el noroeste de Africa y en Medio Oriente, todas las partes de este árbol pueden ser venenosas. La excepción es el carnoso arilo rojo que rodea las semillas. Este arilo es usualmente consumido por pájaros.

Algunas personas han cometido suicidio ingiriendo las hojas o las semillas, ya que ambos contienen un veneno llamado “texano”. A veces no hay síntomas de envenenamiento y la persona o animal puede morir al cabo de unas pocas horas de haber comido semillas u hojas de tejo. Si hay síntomas, pueden incluir taquicardia, espasmos musculares y respiración dificultosa.


6.  Narcisos

daffodils-field.jpg.638x0_q80_crop-smart
Photo: Russell James Smith/flick

Apreciados por su belleza, los narcisos crecen de bulbos que pueden ser confundidos por cebollas. Los narcisos son consideradas plantas ornamentales, luminosas, alegras y mayormente libres de toxinas. La mayoría de los narcisos son resistentes a las plagas y los jardineros no deberían ignorar el lado oscuro de esta planta. El filosofo “Sócrates” los llamaba “La coronilla de los Dioses del Infierno” por su efecto entumecedor.


7.  Ojos de muñeca

dolls-eye.jpg.638x0_q80_crop-smart
Photo: benet2006/flickr

Es bueno que el aspecto de esta planta sea horrible, porque consumir un ojo de muñeca (también conocido como acta pachypoda) puede matarte. Su fruta contiene toxinas cardiogénicas que tienen un efecto sedativo inmediato en el tejido muscular cardiaco. Síntomas de envenenamiento incluyen salivación, dolor de estomago severo, dolor de cabeza, diarrea, mareos y alucinaciones.


8. Cicuta

hemlock-plant.jpg.638x0_q80_crop-smart
Photo: Paige Filler/flickr

Esta es una de las más famosas plantas venenosas en la historia – es la flor responsable de la muerte de Sócrates. Todas las partes de esta planta contienen el relativamente simple alcaloide coniína que causa dolor de estomago, vomito y parálisis progresiva del sistema nervioso.


9. Gimpi gimpi

stinging-tree.jpg.638x0_q80_crop-smart
Photo: Cgoodwin/Wikimedia Commons

Ubicado en los bosques de Australia e Indonesia, Dendrocnide moroides es la forma más letal y potente de este tipo de árbol en el mundo. Pasar a llevar alguna de sus hojas puede liberar una potente toxina que causa una dolorosa sensación punzante que llega a durar días o incluso meses.

Una punzada de esta planta puede causar severas reacciones alérgicas en cerdos, caballos, perros y muchos otros animales, pero no hay evidencia de que haya matado humanos. Aún.


10. Semillas de ricino

castor-beans-closeup.jpg.638x0_q80_crop-smart
Photo: USDA

Si alguna vez tuviste el disgusto de tener que beber aceite de ricino, te sorprenderá saber que las semillas de las que proviene poseen una de sustancias más letales del mundo: Ricina.

Una sola semilla tiene suficiente ricina para matar a un adulto en pocos minutos.

Para crear el aceite de ricino, la semillas deben pasar un proceso donde a través de calor se elimina la mayor cantidad posible de ricina.


11. Trompetas de Ángel

angels-trumpet.jpg.638x0_q80_crop-smart
Photo: Tricia/flickr

Las trompetas de Ángel son arbustos de los que pequeñas flores cuelgan adorablemente como campanas. El único problema es que esas hermosas campanitas contienen niveles peligrosos de veneno y pueden ser fatales si la ingieren humanos y animales.

Las trompetas de Ángel son ocasionalmente usadas para crear drogas recreacionales, pero el peligro de sobredosis es tan alto que estos casos suelen tener resultados fatales.


12. Acónito

monkshood-flower.jpg.638x0_q80_crop-smart
Photo: Bernd Haynold/Wikimedia Commons

El acónito tiene una larga historia como una planta venenosa y era usada por guerreros en la antigüedad para envenenar el agua de sus enemigos. También era popular para identificar a los hombres-lobo. La flor se llevaba al mentón del supuesto lobo y si aparecía una sombra amarilla era confirmación de que la persona era una criatura paranormal.

Más recientemente, un jardinero en el Reino Unido murió después de trabajar en un su jardín donde tenía algunas de estas flores.


13. Ageratina blanca

white-snakeroot.gif.638x0_q80_crop-smart
Photo: Homer Edward Price/flickr

Esta linda flor contiene la toxina tremetol, que puede ser venenosa si se consume directamente o de segunda mano, por así decir. Cuando la planta es consumida por vacas, su carne y leche se contaminan con la toxina e ingerirlas puede producir una enfermedad llamada “enfermedad de la leche”.  La madre de Abraham Lincoln, Nancy Hanks, habría muerto de esta forma. Esta enfermedad es rara actualmente, ya que existe mayor precaución por parte de los ganaderos, pero aún ocurre.


14. Delphinium

larkspur.jpg.638x0_q80_crop-smart
Photo: Justin Meissen/flickr

Las semillas y bulbos del Delphinium son tóxicos para plantas y animales. La toxicidad se reduce a lo que la planta crece. De acuerdo a USDA, los síntomas de envenenamiento incluyen debilidad general y espasmos musculares, así como dolor abdominal y nauseas. Eventualmente, puede llevar a problemas respiratorios, parálisis y muerte.


15. Dedaleras

foxglove.jpg.638x0_q80_crop-smart
Photo: liz west/flickr

Las semillas, tallos, flores y hojas de esta planta son venenosas. Contienen glucósidos digitalis, componentes orgánicos que actuan en el corazón. Cuando alguien come parte de esta atractiva planta para saborear la flor, los glucósidos afectan la función cardiaca, causando arritmia cardiaca. Los síntomas también pueden incluir problemas digestivos, dolor de cabeza, visión borrosa y confusión y eventualmente pueden llevar a la muerte.

Puede interesarte