Por Leonardo Granadillo
1 febrero, 2019

La empresa de sede en China fue detenida por un grupo de activistas. Realmente consiguieron la paz en el santuario ⛩.

Es increíble que en 2019 tengamos que seguir hablando de empresas que utilizan las pieles de los animales para sus diseños, no se realmente quienes son peores, los que le hacen eso a estos preciosos animales o los que adquieren productos de este tipo, para mi son igual de culpables.

El pelaje de los zorros blancos es peculiar, característico hermoso y lamentablemente muy bien pagado por las grandes industrias que todavía utilizan piel animal para sus creaciones. No obstante como hay gente mala en este mundo, también hay buena, una mujer llamada BoHe que lleva toda su vida siendo una activista animal, impidió la gran masacre.

Facebook: Karen Gifford

La mujer tiene un refugio en Mudanjiang que le da hogar a más de 2700 perros que se iban a convertir en ‘carne de perro’. Por suerte incluso a contado con el apoyo de más activistas dentro de su fundación que ya no salva solamente perros, sino también zorros.

Karen Gifford ha sido la encargada de dar a conocer toda la situación a través de su cuenta en Facebook. Al parecer el negocio de las pieles dentro de todo va en declive, por lo que la empresa de pieles se tuvo que deshacer de algunos zorros.

¿Su solución? Despellejar a algunos para no generar ‘perdida’ y con su carne alimentar a los sobrevivientes de la manada. Los animales no se criaron en la selva, así que liberarlos tampoco era uno opción, pero seguro algo mejor se podía hacer.

Las chicas consiguieron la solución: coordinaron con un templo budista que recibiera a los zorros, al menos como hogar temporal mientras a través de donaciones logran darle un mejor espacio. Sin embargo, mientras tanto han sido muy bien recibidos y queridos por los monjes, que ya piden donativos de comida a todos los amantes de los animales para poder tenerlos sanos y fuertes.

Que lindo cuando no triunfa el mal 🦊

Puede interesarte