Por Camila Londoño
19 agosto, 2015

¡Siguen apareciendo en distintas playas del mundo!

El 13 de febrero de 1997, en la costa de Cornualles (Gran Bretaña), un barco de contenedores de Tokio Express fue golpeado por una inmensa y violenta ola que tumbó al agua 62 contenedores. Uno de estos tenía adentro 4.8 millones de piezas de LEGO que iban camino a Estados Unidos. Desde ese entonces se han estado recogiendo y lavando en las playas de Cornualles millones de estas piezas.

11737809_876855792408849_333237752103331910_n

Lego Los at Sea

Como una gran coincidencia, muchos de estos LEGO tenían una temática marina. Por ejemplo, había 26.600 salvavidas, 41.800 aletas de buzos, 13.000 arpones y 4.200 pulpos negros. Además de estos, también había salvavidas amarillos, patas de rana, flores, entre otros.

lego_cutlass

Lego Los at Sea

Tracey Williams, habitante de la zona (playa Perran Sands) dirige un grupo en Facebook que documenta los descubrimientos de estos LEGO. Hay cazadores de estas piezas que luchan incluso por encontrar piezas invaluables y difíciles de encontrar como los pulpos.

11879236_892302724197489_3027344544303735325_o

Lego Los at Sea

Recientemente, Tracey recibió un email de alguien de Melbourne, Australia, que escribía contando que había encontrado una pata de rana que podría haber salido del contenedor del Tokio ExpressDesde 1997 esas piezas pueden haberse desplazado unos 100.000 kilómetros, así que no es tan extraño pensar que este australiano tenga razón.

11038729_837077003053395_4381876956128497696_n

Lego Los at Sea

Pero, aunque suena divertido, hay también un lado negativo de la historia, el oceanógrafo Curtis Ebbesmeyer  dice que si los LEGO están en tierra son increíbles y divertidos, pero para las aves del mar son un veneno. Perder un contenedor con casi cinco millones de piezas de Lego, es una desafortunada catástrofe para la vida silvestre. 

10418447_843240635770365_4379215757045032520_n

Lego Los at Sea

En Cornualles, sin embargo, Martin Dorey dirige el grupo Playas Limpias Dos Minutos que fomenta la recogida de basura de las playas y contacta a las compañías cuyos productos acaban en la costa como resultado de accidentes como estos.

lego_id_guide

Lego Los at Sea

Además de él y los que se suman a su causa, personas como Tracey Williams siguen fomentando la recolección de estas piezas que les trae la marea. Muy a menudo, durante sus caminatas diarias encuentran de piezas LEGO que son como un premio a la hora de recoger desechos.

11836920_894004214027340_4728101238816624231_n

Lego Los at Sea

En teoría, los LEGO podrían seguir viajando por el mar por siglos y es difícil que algún día terminen de recogerlos todos. Aún así, la buena y entretenida gestión de los lugareños de zonas cercanas a Cornellus, es un buen aporte a la causa de los LEGOS perdidos. 

Puede interesarte