Por Romina Bevilacqua
4 octubre, 2014

No es un secreto que los rinocerontes son cada vez más perseguidos y cazados, llegando incluso a batir récords. Y a pesar de los esfuerzos por proteger a estos grandiosos animales y mantenerlos a salvo, 2014 ya está en camino a alcanzar las peores cifras registradas de muertes de rinocerontes. Hasta julio pasado, los cazadores furtivos ya habían matado a más de 500 rinocerontes, la mayoría de ellos en Sudáfrica. El año pasado el número total de rinocerontes asesinados por cazadores llegó a 1,004 –el número más alto desde 2006– y en 2012 esa cifra llegó a 668 solo en Sudáfrica.

Los cazadores persiguen a los rinocerontes por sus cuernos, que son muy populares en diversos países asiáticos, donde algunas personas creen que el polvo hecho del cuerno de los rinocerontes podría mejorar su rendimiento sexual. Desde 2007, la caza ilegal ha aumentado en un sorprendente 5000%, pese a los esfuerzos de conservación para ayudar a proteger a los animales.

Más del 80% de la población viva de rinocerontes habita en Sudáfrica y solo quedan 25.000 rinocerontes salvajes en el mundo. La mayor parte de la actividad de caza ocurre en el Parque Nacional Kruger en Sudáfrica, un lugar muy popular por sus safaris, donde se ha cazado a 351 rinocerontes.

Una especie en camino a la extinción

Western-Black-Rhino-537x332

Ya en 2013 el rinoceronte negro del Oeste de África se declaró oficialmente extinto, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).  La subespecie fue vista por última vez en 2006. El rinoceronte blanco del Norte también está “al borde de la extinción,” y el rinoceronte de Java en Asia podría sufrir el mismo destino si no se asumen severas medidas para detener la caza ilegal y mejorar las medidas de conservación. Esta noticias se entregó después del último análisis de la UICN que arrojó que había 60.000 especies animales y vegetales para actualizar la Lista Roja de especies en peligro de extinción.

Rinoceronte-blanco

El rinoceronte blanco del sur enfrentó la extinción a finales del siglo XIX, hasta que se asumieron medidas de conservación que revivieron a la población. Hoy, hay alrededor de 20.000 rinocerontes blancos salvajes. Si se hubiesen implementados medidas similares para el rinoceronte negro del oeste y el rinoceronte blanco del norte, las dos especies podrían haber prosperado, dijo en un comunicado Simon Stuart, presidente de la comisión para la sobrevivencia de especies en UICN en 2013.

Esta medidas deben ser ahora reforzadas, específicamente en el manejo de los hábitats para mejorar el desempeño y prevenir que otros rinocerontes enfrenten la extinción“.

Original

Puede interesarte