Por Juan David Montes
20 abril, 2016

¡Son eternos cachorros!

El paso del tiempo es irreversible. Pero si hay algo que no tiende a variar es el comportamiento de los gatos. Las mismas costumbres que tienen desde que son unos cachorros seguirán con ellos hasta su vejez. No se olvidarán del mismo juguete con el que solían dormir de pequeños ni de su lugar favorito para tomar una siesta.

1. Si antes cabía aquí no tiene sentido dejar de hacerlo.

22
raydenuni

2. 18 años después no deja de pedir que lo alcen.

21
Imgur

3. Nada es más cómodo que un suave y cálido teclado.

20
Jess Piou

4. ¡Sólo han pasado 12 años!

19
Imgur

5. Este trío que mantiene el orden a través de los años.

18
Viktorija G.

6. Le dijeron que si se levantaba, alguien tomaría su asiento.

17
Imgur

7. La gata durmiente.

16
Then and Now Photos

8. Esto es amor.

15
Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

9. Pocas cosas cambiaron entre 1995 y 2007:

14
clarissa sharp

10. No ha encontrado un mejor lugar para dormir y evitar que su humano pueda trabajar.

13
Imgur

11. Hay gato encerrado.

12
kathmath

12. Este lavamanos no ha visto una gota de agua desde qué el lo usa como cama.

11
Imgur

13. Qué descanse en paz este sofá. Tuvo una buena vida hasta que llegó el gato.

10
Imgur

14. El accesorio que todo fotógrafo debe llevar en su morral.

9
CptMad

15. No creo que un humano pueda verse así de bien en una hamaca.

8
arpak

16. ¡Shh! Sólo síguele la corriente con eso de que es un instrumento musical.

7
Imgur

17. Han pasado 17 años y este gato todavía no sabe si le gusta ser alzado.

6
Roddick_Is_Amazing

18. El ciclo del sueño:

5
Imgur

19. Ella no ha crecido; el hombro de su humana es cada vez más chico.

4
Funkadoo

20. 👯

3
Lina D.

21. El curioso caso del peluche que se encoge.

2
Imgur

22. ¿Netflix o ventana? ¡Ven-ta-na!

1
tMoneyMoney

Puede interesarte