Dicen que de cada crisis nace una oportunidad, como para estos animales que parecen haber encontrado un hogar restringido para aquellos que más los lastiman. El nacimiento de áreas verdes y de vida silvestre, nos envía un poderoso mensaje 🌎

Era 1986 cuando explotó el reactor número 4 de la planta nuclear de Chernobyl (Ucrania) en medio de una serie de pruebas técnicas. El resultado, una radiación 400 veces más poderosa que la ocurrida en Japón tras la bomba nuclear de Hiroshima en 1945, se estremeció una ciudad, una nación y el mundo con el accidente nuclear más grande de la historia.

350.000 personas tuvieron que ser evacuadas, muchas de ellas fallecieron, algunos animales sufrieron mutaciones, el llamado «Bosque Rojo» que rodeaba la fábrica vio a sus árboles morir, todo un desastre.

Pero todo eso ha cambiado, documentales como Our Planet en Netflix o los documentales de National Geographic se han encargado de aclararnos que 33 años después del accidente algunas cosas no son tan tristes como antes. Ahora allí habitan caballos, osos, lobos perros, hasta más de 200 especies de aves entre otros.

En la actualidad estudios hechos investigadores de toda Europa según Daily Mail han revelado que hay una gran biodiversidad y lo mejor de todo con animales y plantas sanas, salvados (en su mayoría) de cualquier tipo de efectos negativos producto de la radiación.

Proyecto TREE / Sergey Gaschack

No todos escapan de la radiación, también se ha comprobado que por ejemplo algunos insectos tienen vidas más cortas que otros, que algunas ranas son más oscuras que otras producto de lo ocurrido en el 86, pero si vemos la fotografía completa, es un gran triunfo natural después de semejante desastre.

Germán Orizaola

Los principales favorecidos con el hecho de que no vivan humanos en la zona son los animales, la vida silvestre está mejor que en casi cualquier zona del país, en 2016 el área fue declarada reserva biosfera ambiental por el gobierno ucraniano, así que ahora se respeta aún más su preservación.

Germán Orizaola

Lo que en su momento fue motivos de llantos, separaciones y muertes, hoy es vida, que viva la naturaleza.

Puede interesarte