Por Raúl Cobo
23 junio, 2016

Todo es parte del «nefasto» festival de carne de perro celebrado en China

Todos los años se celebra en China el festival de Yulin, que tiene como objetivo conmemorar el solsticio de verano con el consumo de miles de perros… Esperen, ¿perros? WTF ¡10 días seguidos comiendo carne de perro! ¿Qué clase de festival es ese? Bueno, supongo que no somos quienes para interferir en la costumbres de los demás países; pero… ¿qué culpa tienen esos perros? Los cuales además son torturados antes de ser, literalmente, servidos al plato. Es decir, el festival es una crueldad en todo sentido, pero aún así lo siguen haciendo, año tras año y miles de perritos, y algunos gatos también, son puestos a disposición de esta celebración. Ese iba a ser el caso de estos 33 cachorros.

980x-1
Humane Society International

Estos 33 perritos habían sido metidos en jaulas y estaban listos para ser enviados al festival.

Lo más curioso es que en sus cuellos llevaban marcas de collares, lo que supone que perfectamente habían sido robados de sus dueños para ser llevados a vivir a la inmundicia más extrema.

980x
Humane Society International

 

La Humane Society International, en conjunto con algunos activistas chinos intentaron negociar la liberación de estos 33 cachorros, pero no era nada de fácil…

«En China, no tenemos una ley que proteja a los animales, y por eso seguimos viendo festivales de este tipo; además hay etnias con tradiciones centenarias que incluyen comer carne de perro y es muy difícil cambiarlo en un día»

-Peter Li, especialista en política de China de HSI al diario EFE de España-

No se preveía un rescate sencillo, en parte debido a la alta presencia policía local en el sector, quienes no estaban allí precisamente por los cachorros, sino para resguardar la seguridad del evento ante las masivas protestas.

980x-3
Humane Society International

Quizás lo más inquietante de este evento no es tanto el consumo de carne de perro, sino la forma en que éstos son tratados: se los hierve en vivo ante la presencia  del público asistente.

Entre 2.000 y 4.000 perros son sacrificados y apaleados con barras de metal

980x-2
Humane Society International

Y saben algo aún más triste, que el gobierno chino, si bien no comparte la nefasta tradición, no puede hacer nada para impedirlo ya que se trata de un evento privado.

Al menos, algunos activistas presentaron en Pekín 11 millones de firmas de ciudadanos de todo el mundo para poner fin a esta celebración, y un estudio oficial reflejaba que el 64 por ciento de los ciudadanos chinos también apoya su prohibición.

980x-5
Humane Society International

 

Y ahora… lo que ustedes se están preguntando:

¿Qué pasó con los 34 animales?

Los 34 animales que fueron recientemente rescatados por HSI, todo eso es de terror detrás de ellos. Fueron llevados a refugios, donde están siendo bañado, alimentados y cuidados.

«Una vez que se dieron cuenta de que no estábamos allí para hacerles daño, respondieron muy rápidamente moviendo sus colas y lamiéndonos la cara»

-Peter Li, especialista en política de China de HSI-

980x-7
Humane Society International

Pero la pregunta que debemos hacernos ahora es ¿qué pasará con los otros miles de perros que serán torturados y comidos hasta que nadie detenga a los malvados organizadores de este festival del maltrato animal.

Puede interesarte