Por Jaime Gago
10 septiembre, 2015

Para ellos no es divertido. 

Es frecuente encontrar empresas de turismo que ofrecen en sus paquetes de viaje actividades que incluyen el nado con delfines. También encontramos esta opción en algunos zoológicos o acuarios. Pese a que en un principio pueda parecer una experiencia de acercamiento a la naturaleza, la realidad es que es una práctica en la que los animales sufren. Aquí te explicamos 7 motivos.

1. Los delfines no son animales que deban estar en cautividad

delfin1

The Sun

 

Como dice Maddalena Bearzi de la Sociedad de Conservación de los océanos, su comportamiento cambia al no poder relacionarse socialmente con otros delfines en océano abierto.


 2. Se somete a los animales a mucha presión

delfin-siendo-entrenado

Foto: Gail Woon

En algunos parques realizan hasta 10 actuaciones diarias. Siempre con la misma rutina, los mismos saltos y los mismos trucos. Eso supone mucho estrés para los delfines. A veces los entrenamientos que siguen para llegar a dominar estas rutinas son duros y severos.


3. En algunos de los recintos no cuentan con un veterinario

delfin3

Emptyallcages.com

Este caso se da principalmente en las zonas de atracción turística en el Caribe. Si el animal enferma o traga accidentalmente algo que no debe (cosa que sucede a menudo cuando nadan con humanos) no hay recursos para atenderlo. En ocasiones ese delfín ya no es útil para entretener al público y se deja morir.


4. Los delfines tienen emociones y personalidad

delfintriste

Fuente

Pese a que son animales que dan siempre la impresión de estar felices y sonriendo, los delfines tienen una estructura cerebral compleja que les hace capaces de sentir frustración, ira, angustia y pena. Esto es algo que no se tiene en cuenta, ya que se utiliza el delfín para entretener a la gente independientemente de cómo se sienta.

 


5. Pese a que son amistosos, en ocasiones pueden ser agresivos

delfin-mordiendo

Courtney Vail/WDC

El estrés al que están sometidos puede hacer que en ocasiones muestren conductas agresivas con los humanos. Como ya hemos dicho anteriormente tienen emociones y personalidad, por lo que en algunos momentos pueden estar irritados y negarse a compartir baño con personas que les intentan tocar y agarrar.


6. No todos nacen en cautividad. Algunos son capturados y privados de su libertad

delfin4

Sea Sheperd

Es bastante duro para los delfines vivir toda su vida en un recinto cerrado, pero es más estresante cuando les capturan para llevarlos a este tipo de recintos. Es una práctica bastante frecuente en el caribe como se puede ver en este vídeo (en inglés).


7. Su alimentación a menudo es deficiente

delfincomiendo

Fuente

En un estudio publicado por la WSPA (Sociedad mundial protectora de animales) se recoge que los cetáceos mantenidos en cautividad son alimentados con pescado congelado de baja calidad. Esto implica que deben complementar su dieta con suplementos vitamínicos y recibir medicación para prevenir úlceras, lo cual termina por acortar su vida.

 

 

Puede interesarte