Por Camila Londoño
27 octubre, 2015

Esto tendrá que cambiar en China.

En enero de 2015, trabajadores de una organización llamada Home of Love junto a la Chongquing Small Animal Protection Association, encontraron una casa en la provincia de Sichuna, China, donde tenían 800 perros en condiciones deplorables.

Además de estar hambrientos, estos perros enfrentarían un trágico destino: serían parte de la masacre que hace rentable el comercio de carne de perro en China. Los perros estaban enfermos, en jaulas sucias y muchos tenían collares, lo cual indicaba que tenían dueños y que habían sido robados. Los voluntarios que encontraron a los 800 perros trabajaron durante 10 horas para lograr recolectarlos y transportarlos de forma segura hacia un santuario en Chengdu donde darían medicinas a quienes más lo necesitaban.

980x1
Animals Asia
15709396304_eb9bc22393
Animals Asia

La buena noticia se extiende más allá del rescate como tal.

A pesar de la larga tradición de consumo de carne de perro en China, desde que esto pasó, el santuario recolectó más de 11.ooo dólares alrededor de todo el país. Además, la tradición china ha disminuido un poco, sobre todo en la clase media que ahora disfruta del hecho de tenerlos como mascotas. El gobierno también parece estar aceptando paso a paso la idea de estar en contra de esta práctica.

980x-11
NEWSSC

No se ha ganado la pelea, pero se ha avanzado bastante en el tema.

Recientemente, la Humane Society International (HSI) rescató a un grupo de perros que pertenecían a un granjero (en Corea del Sur) que se dedicaba al negocio de la carne de perro y quería salirse de éste. El granjero buscaba además, promover el no consumo de carne de perro en Asia.

980x-21
Humane Society International

Paso a paso esto acabará. 

Puede interesarte