Por Leonardo Granadillo
26 julio, 2019

Primero lo primero.

Las mascotas juegan un papel crucial en nuestras vidas, para muchos sobre todo los millennials (que varios están optando por no tener hijos) son como nuestros retoños de 4 patas, la relación que se crea con ellos es algo mágico que ocupa un lugar especial en nuestro corazón. Y los ponemos por encima de todo o de casi todo hasta de una posible nueva relación.

De acuerdo a una nueva investigación llevaba a cabo por la empresa Wag!, los dueños de perros prefieren dejar a un lado a una persona con la que están iniciado un romance si a esta no les gusta su mascota, y lo entendemos, es como que les repugne un hijo. Según el estudio, 4 de cada 5 dueños de perros explican que la reacción de su mascota es bien importante para dar cabida o no a alguien en sus vidas.

Pixabay

Inclusive, esta diferencia puede ser peor a no tener niños, ser malo en la cama o vestirse mal. Lo más impresionante, es el 86% de personas que fue categórico en decir que terminarían con alguien que no quisiera lidiar con un perro.

“¡No nos sorprende en Wag! que los padres de perros le dan una gran importancia a las opiniones de sus perros sobre otros humanos y que esto juega un factor decisivo en sus vidas amorosas “

Hilary Schneider CEO de Wag!

Pixabay

Pero no solo evitan romances sino que también los generan, 3 de cada 10 dueños aseguran haber usado a sus animales para atraer a otra persona, y el 60% aseguró haber tenido un ‘filtreo’ gracias a sus pequeñitos. Según el mismo estudio, cuando las personas usan perros para atraer un interés amoroso tienen un 84% de éxito. 

Siempre los pondremos por primero que cualquier persona que llegue a nuestras vidas, o al menos la mayoría de nosotros.

Pixabay

 

Puede interesarte