Por Catalina Grez
20 noviembre, 2015

¡La madre incluso agradeció a sus salvadores!

Las puertas crujían al abrirse y cerrarse, ruidos muy fuertes comenzaron a escucharse en medio de ese oscuro refugio en Georgia y en ese minuto todos se pusieron nerviosos: el final estaba cerca y no había nada para evitarlo. El horror más grande comenzó a apoderarse de esta familia de 10 pit bulls mientras esperan en fila su hora para decir adiós, la eutanasia estaba agendada y era imposible evitarla.

11054303_738010962974628_8740672975612888540_n
Second Chance Rescue

Esta es la impactante historia de un padre, una madre y sus 8 cachorros que estaban en camino a tomar el respiro final, pero fue casi un milagro que lograran salvarse a último minuto.

11073073_738010972974627_7074404553687819316_n
Second Chance Rescue

 

Gracias a los insistentes esfuerzos de Second Chance Rescue, llegaron interceptar a quienes dormirían a esta familia.

Los rescatistas llegaron al lugar inmediatamente después de conocer la noticia: una familia completa moriría. Dispusieron de todos sus recursos y a la velocidad de la luz llegaron donde se encontraban estos perritos. Reiteradas veces le dijeron a las personas que se encontraban allí que ellos como organización protectora de animales, se comprometían a darles un techo y familias que los quisieran. Fue así como lograron llevárselos con ellos y ahora no deben temer por sus vidas.

Una vez que comprendió que los llevaban lejos de allí, la madre se abalanzó sobre uno de sus rescatistas como si le agradeciera

11224167_738010952974629_2727290065814316706_n
Second Chance Rescue

«Nos enfermaba pensar en que toda esta familia sería eliminada y que los bebés ni siquiera tendrían la oportunidad de vivir y ser amados. La madre es uno de los perros más dulces y sumisos (que hemos visto) y los trabajadores literalmente suplicaron por su vida».

-Second Chance Rescue-

Ahora sólo queda esperar a que los 8 cachorros logren encontrar casas seguras donde estén protegidos, pero por el momento se encuentran bajo el cuidado de Second Chance Rescue. Ojalá que esta historia demuestre que todos merecen una segunda oportunidad.

Puede interesarte