Por Constanza Suárez
14 noviembre, 2019

Estaba asustado y confundido. Solo abrazaba con todas sus fuerzas a su querido osito.

La organización Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals recibió una llamada de una persona desconocida para alertar sobre un animal abandonado. Esta persona vio una caja al costado de la carretera en Londres y se detuvo a mirar de cerca, tras ver como algo se movía dentro. Su sorpresa fue grande cuando vio a un conejo saltando dentro. Y no estaba solo, sostenía su peluche con fuerza.

RSPCA

Sorprendido de que alguien pudiera abandonar a un conejo tan dulce solo en medio del frío, se llevó al conejo a casa y luego contactó a RSPCA para pedir ayuda. Lisa Miller, una oficial de recolección de animales de la organización, condujo a la casa tan pronto como recibió la llamada para recoger al conejito, que decidieron llamar Niegel.

“Se veía tan dulce saltando con su osito de peluche. Está claramente muy apegado al oso, por lo que debe haber estado viviendo en una casa antes de esto”, dijo Miller según The Dodo. 

RSPCA

Nigel fue revisado por un veterinario y afortunadamente descubrió que gozaba de buena salud, sin lesiones ni otras afecciones. 

Nadie sabe exactamente cuánto tiempo pasó en la intemperie, pero considerando lo frío que estaba y su exposición, todos quedaron gratamente sorprendidos de que se encontrara bien. 

RSPCA

“Ninguna mascota debe quedar afuera en el frío y vulnerable como este. Nigel tuvo mucha suerte de que lo encontraran cuando estaba”, aseguró Miller.

Un centro de acogida de animales en Kent recibió a Nigel. Aunque estaba comprensiblemente asustado cuando lo rescataron y muy confundido. Pero su oso de peluche lo ayudó a mantener la calma y adaptarse a su nueva casa temporal. Y sus rescatistas se alegran de que el juguete lo acompañe en estos momentos difíciles.

RSPCA

 

 

 

 

Puede interesarte