Por Camilo Fernández
10 septiembre, 2018

Ahora es una pequeña muy feliz y juguetona.

Cuando los perros se enferman o tienen algunos signos de imperfección en sus condiciones, hay personas que simplemente no los toleran y los abandonan. Si no son perritos perfectos, creen que no son dignos. Bueno, esas son malas personas y un día el karma se encargará con rabia de ellos.

Aquí un ejemplo. Una familia abandonó un cachorro de 6 semanas de vida porque notaron que no podía caminar.

Facebook @handpawrescue

Asumieron que Bella, su nombre actual, era paralítica, así que la llevaron al veterinario para que “la pusieran a dormir”.

Pero no es que estuviera paralizada ni nada de eso. Esto aclaró el refugio “Hand in Paw”:

“¡Sé que no he publicado una actualización sobre el pequeño bebé Bo en mucho tiempo! Ella es el cachorro que su familia le dejó en el veterinario con una orden de eutanasia porque pensaban que estaba paralizada, pero resultó que solo tenía un nivel bajo de azúcar en la sangre. Ella está mucho mejor, aunque ahora la estamos tratando por estrangulamiento de cachorros. ¡Ella estará bien en poco tiempo!”.

Facebook @handpawrescue

Sus ex dueños fueron tan desconsiderados que ni siquiera se quedaron para asegurarse de la eutanasia y los veterinarios no quisieron matarla sin antes tratar de hacer algo.

Finalmente los resultados concluyeron que el animal estaba con hipoglicemia.

Facebook @handpawrescue

Tal vez no la estaban alimentando lo suficiente y su azúcar en la sangre bajó, es una de las explicaciones.

Con un poco de cuidado, ahora Bella está en perfectas condiciones. Incluso salió más barato que una eutanasia. 

La fundadora del refugio, Piper Wood, señaló que “cuando la llevé a su nuevo hogar, la vi jugar por primera vez. Ella estaba jugando con 10 juguetes diferentes a la vez y corriendo y estaba muy feliz. Fue increíble de ver porque solo he visto el lado asustado de ella. Se siente mucho mejor y ahora se siente como en casa”.

Puede interesarte