Por Lucas Rodríguez
9 junio, 2020

Llamada Victoria, la perrita sobrevivió varios días alimentándose de sus desechos. Estaba tan débil, que no conseguía pedir ayuda.

La crueldad animal es un tema que a la mayoría de nosotros, ni siquiera nos resulta imaginarnos una situación donde podríamos llegar a caer así de bajo. Incluso resulta más sencillo ponerse en una situación donde nos corresponda ir a la guerra: sigue siendo algo terrible, pero al menos tendríamos el motivo de estar defendiendo a nuestra familia y la tierra donde vivimos. Pero un perro, gato o incluso una pobre elefanta preñada, nunca van a significar una amenaza así de grande, como para que nos rebajemos a hacerles daño. 

Youtube: HUYNH VLOG

Pero hay gente que tiene estándares morales más bajos que el resto. Personas que no tienen problemas para causar daño a los demás, con el fin de salir adelante ellos mismos. Quizás todos debemos preguntarnos qué hicimos más como sociedad, que esas personas aun tienen espacio para existir. 

Youtube: HUYNH VLOG

La historia que nos hace reflexionar sobre esto, es una de un grupo familiar tan despiadado, que no nos sorprende que su falta de criterio también se extienda al que se supone, era la adorada mascota familiar.

Youtube: HUYNH VLOG

Para muchísimas otras personas y familias, la idea de dejar atrás a nuestras querida mascota, no solo es uno de los últimos escenarios posibles en los que nos podríamos llegar a situar, sino que es algo que nos rompería el corazón de solo considerarlo. Pero al parecer, los dueños de este tierno y malogrado dálmata llamado Victoria, no lo pensaban así. 

Youtube: HUYNH VLOG

El pobre cachorro fue encontrado por los vecinos a un pequeño hotel. Se encontraba recostado bajo uno de los inmuebles. El cuerpo de Victoria estaba lleno de magulladuras, su pelaje repleto de sebo y mugre. Casi no tenía carne sobre los huesos y ya ni siquiera tenía energía para levantarse y mover su colita. 

Youtube: HUYNH VLOG

Un centro veterinario cercano la acogió. Su condición era crítica: tuvieron que someterlo a tratamiento intensivo por varias semanas. Fueron necesarios antibióticos, sueros e incluso un par de intervenciones.

Youtube: HUYNH VLOG

Pero con el tiempo, Victoria comenzó a mejor. Lo que le dio la ayuda necesaria, fue que una mujer de gran corazón, llamada Margherite, decidió adoptar a la desamparada dálmata. Luego de un par de semanas, incluso informó a la veterinaria, que Victoria ya se podía tener en pie. 

Siguiendo los registros del hotel, los dueños anteriores fueron una familia que huyo en silencio una mañana. Al parecer, usaron ese truco para no tener que pagar la cuenta de su estadía. En su apuro, dejaron atrás a la pobre Victoria, condenándolo a pasar los próximos días sin nada que comer. La pobre decayó tanto, que tuvo que alimentarse de sus propios excrementos. 

Puede interesarte