Por Diego Aspillaga
22 julio, 2020

«Ruso», un perro inocente, murió luego de ser atropellado por un ser humano que lo rastreó y lo arroyó a propósito pensando que su acto no tendría consecuencias, pero se equivocó. El abogado Juan Díaz se asegurará de que vaya a prisión.

Los animales -en especial los perros- son criaturas llenas de bondad, cariño e inocencia.

Pixabay

Apenas un ser humano les demuestra amor y preocupación, hay pocas cosas que un animal no esté dispuesto a hacer por él, y gran parte de los seres humanos lo sabemos y los atesoramos por eso.

Sin embargo, existen personas que no creen en el valor de las vidas de los animales, que los maltratan, que abusan de ellos y que incluso los matan como una forma de venganza.

Pixabay

Así lo demuestra este caso registrado en Victorica, un pueblo de menos de 6 mil habitantes de la provincia de La Pampa, en Argentina.

Según medios locales, Luis Esteban Aguirre (53) es consignatario de hacienda y el pasado lunes 13 salió a «cazar» a un perro. El funcionario buscó al animal y al divisarlo lo atropelló con su automóvil, se detuvo, dio marcha atrás y lo arrolló de nuevo, para asegurarse que muriera, reportó La Voz.

Diario Pampero

Aguirre fue imputado e indagado por «maltrato y crueldad contra un animal», delito que prevé una pena de 15 días a un año de prisión. El acusado admitió haber atropellado al «Ruso» -así se llamaba el perro- ante la Justicia, porque «le mató a varios animales con anterioridad».

«Ruso» fue cazado y asesinado a sangre fría por un funcionario público que esperó que su acción no tuviera mas repercusiones. Lo que él no sabía era que su crimen causaría un gran revuelo en la comunidad y en internet y que un abogado se uniría a la batalla para verlo tras las rejas por sus actos.

Pixabay

El abogado Juan Díaz peticionó al Ministerio Público Fiscal para ser incorporado al expediente como representante del perro. En Argentina, existen antecedentes de representación de animales «no humanos» pero sería el primer caso del país de un querellante particular.

Según dijo el letrado a Plan B Noticias, se presentó «como querellante particular, entendiendo que el perro es un animal no humano y una víctima del hecho. En el Código Procesal Penal se le asignan derechos a las víctimas, haciendo referencia a esa circunstancia y a que no tienen voz y no tienen representación, y que no deja de ser un acto de violencia interespecie. Es otra clase de violencia, como podríamos decir la de género”, sostuvo.

Pixabay

«La presentación persigue que nos hagan lugar en cuanto a la legitimación (…) hay antecedentes que consideran a los animales como sujetos de derechos«, afirmó el abogado.

Según Díaz, lo hizo en forma personal «basado en el artículo N° 41 de la Constitución Nacional, en protección a la biodiversidad y a la vida. Estoy pidiendo se me legitime para poder colaborar en la investigación”, sentenció.

De aceptar el juez a esta petición, esta sería la primera vez que una presentación así es realizada por un querellante particular. En los casos anteriores, esta figura fue adoptada por organizaciones o fundaciones.

Pixabay

«Ruso», un perro inocente, murió luego de ser atropellado por un ser humano que lo rastreó y lo arroyó a propósito dos veces, sin considerar su derecho a vivir y pensando que su acto no tendría consecuencias.

Lo que este hombre no esperaba era que un verdadero abogado ahora luchará por el animal y no se detendrá hasta que pague por su horrible crimen.

Puede interesarte