Por Lucas Rodríguez
12 febrero, 2020

La infección rara vez se transfiere a animales, pero cuando se trata de nuestras mascotas, nunca podemos ser lo suficientemente precavidos.

Sin dudas que el tema que ha estado dando más de qué hablar en este momento, es el coronavirus. En sí un tipo de infección que se adaptó, prosperó y difuminó en una ciudad industrial de China debido a las malas condiciones higiénicas de un mercado, el virus tiene alarmado a todo el mundo. No solo por las consecuencias que este puede causar a la salud, sino que también por el pánico que ha esparcido por todo el mundo; incluso los mercados económicos internacionales se han vuelto completamente impredecibles debido a esta epidemia.

A pesar de que los expertos en salud insisten que las tazas de fallecidos son bajas y que el virus solo tiende a derribar a quienes ya tenían una mala salud, ver las noticias y enterarnos de que cada día aumentan las víctimas fatales, además de que los contagios van de a poco luchando por expandirse a todo el mundo, no hace nada por calmar nuestro miedo a la posibilidad de que estemos frente a un virus mucho más terrible de lo que podemos creer y esperar. 

Unsplash

Dentro de China, la situación es bastante catastrófica. Tanto debido a la posibilidad de un contagio más serio, como por las medidas que las autoridades han tomado para aislar casos y prevenir que se transforme en un pandemia, los ciudadanos están asustados. Muchos no entienden demasiado de lo que está ocurriendo, lo que solo contribuye a expandir el miedo y a confundir. En una situación de esta clase, la desinformación puede ser tan dañina como la enfermedad misma.

Unsplash

Uno de los puntos que muchos expertos han señalado pero que ha pasado bastante desapercibido (y comprensiblemente, debido a la cantidad de vidas humanas que están en juego) es que el coronavirus tiene muy pocas posibilidades de saltar a nuestras mascotas. Esto no ha detenido a personas como la de la foto de tomar las precauciones recomendadas con sus compañeros peludos. 

Ten Cent News

La foto de una mujer acompañado por un gato enmascarado ha dado la vuelta al mundo. Por un lado, es una señal del nivel de histeria al que nos enfrentamos. Por el otro, no podemos evitar señalar lo tierno que el minino se ve con su pequeña mascarita con agujeros para los ojos. Nos sorprende que no se la haya tratado de quitar: conociendo a los gatos, no son capaces de pasar un segundo sin querer quitarse el gorrito, máscara o lo que sea que les tratemos de poner sobre la cabeza.

Ten Cent News

Suponemos que debe entender la gravedad de la situación.

Puede interesarte