Por Antonio Rosselot
14 febrero, 2020

Rex y Tango seguirán viviendo en Galicia (España), la tierra que los vio crecer junto a su dueño original. Él, por su parte, lucha contra un cáncer terminal, pero su mayor preocupación era el futuro de sus peludos, el que afortunadamente se resolvió para bien.

Hace unos días les contábamos la historia de dos perritos de raza pastor alemán, cuyo dueño les estaba buscando un nuevo hogar. No podía cuidarlos apropiadamente por sufrir de un cáncer terminal, que lo tenía internado hace varias semanas en un hospital de La Coruña (España).

Twitter

La preocupación principal del hombre no era su cáncer, sino que sus perritos —llamados Rex y Tango, de 7 y 8 años de edad— pudiesen llegar a un nuevo hogar y recibir todo el cariño y amor que necesitan, señalando que quedaría “devastado” en caso de que los canes terminaran en la calle o en alguna perrera municipal. Su frágil estado de salud le impedía cuidar apropiadamente a sus lomitos, por lo que decidió cortar por lo sano e intentar garantizarles un buen futuro.

La cuenta de Twitter @SOSAbuelos1, que gestiona hogares definitivos para animales de edad avanzada, publicó la triste historia del hombre y sus perros en la red social del pajarito, esperando que algún alma piadosa asumiera el desafío y adoptara a Rex y Tango.

Twitter

Y afortunadamente para ellos y para su dueño moribundo, las plegarias fueron escuchadas. Fuentes cercanas al dueño de los perritos señalaron que éstos fueron adoptados por una pareja de la zona, por lo que se van a quedar en Galicia, cerca del lugar donde crecieron toda su vida.

El destino nos puede traer cosas tanto negativas como positivas a la vez, y hay que saber asumirlo y recibirlo de la mejor manera posible. En este caso, el hombre está luchando por su vida y contra el siempre temido y odiado cáncer, pero si llega a dejar este mundo, tendrá la satisfacción eterna de que sus adorados Rex y Tango llevarán su legado en un hogar donde recibirán todo el cuidado y atención que merecen.

Puede interesarte